Trogón Lodge
Saborear San Gerardo de Dota a través de platillos con ingredientes fresquísimos, madrugar para ver la anidación de quetzales, lanzarse de un canopy y dejarlo todo atrás para estar en un santuario natural a solo 87 kilómetros de la capital.