Compartir bienes y servicios: la nueva tendencia en la economía

  • Conversemos

  •  

Ser buenas personas trae su recompensa, incluso una recompensa económica. Si antes le prestábamos la escalera al vecino de al lado, ¿qué opina de poner este artículo en una plataforma digital para que más vecinos a la redonda puedan disponer de él?

Incluso, ¿qué piensa de cobrar una suma módica por el préstamo? No suena mal, ¿verdad?, al fin y al cabo, usted hace poco uso de esa escalera.

De eso se trata la economía colaborativa o consumo colaborativo (en inglés, se le conoce como sharing economy), es la posibilidad de aprovechar las nuevas tecnologías para compartir, rentar o intercambiar bienes o servicios, de persona a persona.

Esta es una de las diez grandes ideas que cambiarán el mundo, según publicó la revista Time.

En pocos años han surgido iniciativas digitales donde se puede encontrar hasta niñeras para sus perros mientras se va de vacaciones, como es el caso del sitio DogVacay que funciona en Canadá y Estados Unidos.

Otra plataforma famosa a nivel global es AirBnB, donde la gente renta casas, apartamentos o incluso habitaciones que tienen desocupadas. Esta sí está disponible en Costa Rica, y en este sitio se puede buscar hospedaje según la región que usted va a visitar.

servicio de transporte de Uber
Uber permite que cualquier conductor y con cualquier automóvil ofrezca su vehículo para transportar a otras personas FOTO: Alexander Torrenegra ampliar


Una que ha dado mucho de qué hablar es Uber, una aplicación móvil a través de la cual se puede pedir servicio de transporte. Funciona de forma similar a la de los taxis convencionales pero con choferes particulares, es decir: no profesionales.

De este modo, el proyecto permite que cualquier conductor y con cualquier automóvil, aprobado previamente por la compañía y siguiendo ciertos requisitos y formalidades, ofrezca su vehículo para transportar a otras personas.

Obviamente, esto no tiene nada contentos a los taxistas formales y ya se han originado varias manifestaciones y conflictos, principalmente en España, Colombia y Francia.

¿Quienes ganan? Según el politólogo y economista hondureño, Guillermo Peña, ganan todos. “Yo creo que es positivo por donde se vea, lo que está haciendo es agilizando sectores que estaban muy cómodos y está integrando nuevos actores a la economía, que antes estaban inactivos”. 

Para la especialista inglesa, Benita Matofska, este tipo de economía es un movimiento que va más allá del dinero: compartir tiene un impacto positivo en el medio ambiente, se renta el carro solo cuando usted lo necesita, se aprovechan al máximo los recursos, se evitan consumos innecesarios, se disminuye la producción indiscriminada de artículos, menos carros transitan las calles al compartir el trayecto, etc. 

Según la experta, las economías compartidas obligan a la sociedad a mirar nuestros recursos de manera diferente y utilizarlos eficientemente con el fin de garantizar su conservación.

Otro beneficio está relacionado con el impacto cultural. No es lo mismo hospedarse en un hotel, que en la casa de alguien. La gente se relaciona más, se conoce, se crea comunidad.

"En Estados Unidos hay 80 millones de taladros, cuyos dueños solo usan 13 minutos en promedio"

Un buen ejemplo de esto es la plataforma llamada TaskRabbit, es una aplicación para ofrecer trabajos o tareas en el vecindario. ¿Cuántas de nosotras necesitamos un taladro para instalar un cuadro en la pared?, ¿para qué comprarlo para usarlos solo una vez? Mejor TaskRabbit.

PUBLICADO: 24 de Abril, 2015 AUTOR: