Consejos para que hagás tu presupuesto

  • Conversemos

  •  

Hacer el presupuesto familiar o personal no debe ser un ejercicio incómodo. Por el contrario, es una gran oportunidad para ordenarse, revisar nuestras finanzas y soñar con esas grandes metas que solo se alcanzan con esfuerzo y ahorro.

Para realizar ese presupuesto podés utilizar la herramienta que te quede más cómoda: desde un lapicero y un cuaderno hasta una hoja de Excel en la compu.

Davivienda, ahorro, presupuesto
La familia es el mejor equipo para lograr hacer un presupuesto eficiente y que garantice el bienestar de todos. FOTO: ampliar

Para que te resulte más sencillo y eficiente, aquí te damos unos consejos que te podrán servir, especialmente si nunca has hecho uno:

Números exactos: Al principio esto puede costar un poco, pero luego de unas semanas verás que te resulta fácil "predecir" cuánto vas a gastar en restaurantes, o en peajes, o en taxis durante un mes. Lo importante es que las cifras correspondan a la realidad; no hay nada peor que ver un presupuesto sobregirado.

Anotar ¡todo!: Cuando llevés el control de tus gastos, a lo mejor algún día vas a tomar café, o hacés una compra pequeña en el súper y vas a decir "Esto no lo apunto, no es mucho". Ahí estaríamos metiendo una distorsión en el presupuesto. Esos gastos que consideramos pequeños suman bastante a final de año, y se convierten en una ruta de escape del dinero que se nos sale de las manos. Así que todo debe quedar registrado en la columna de egresos.

Ayuda: Ahora es muy cómodo llevar el control de nuestras finanzas con los estados de cuenta que nos envían los bancos. Utilizando estos instrumentos, no vas a depender de la memoria para recordar qué habías comprado a principios de mes.

La familia es el mejor equipo: Todos en la casa deben participar en la elaboración y revisión del presupuesto. A los más pequeños hay que hablarles de dinero con ejemplos sencillos y prácticos, tal y como explicamos en anteriores artículos de esta sección de Ahorro. Una reunión para hablar de finanzas en familia puede convertirse en un ejercicio entretenido y educativo, que redundará en beneficios para todos a largo plazo.