Enseñá a tus hijos a ahorrar

  • Conversemos

  •  

En los últimos años, la cultura de comprador inteligente se ha abierto espacio entre los costarricenses, pero lo que aún no se logra por completo es convencer al público de que esa debe ser una tendencia familiar y no solo de los adultos de la casa.

Todo es cuestión de práctica, y para eso tenés a mano una serie de campos de entrenamiento en los que podés analizar y discutir con tu familia la importancia de una simple palabra: comparación.

Davivienda, ahorro
Aprovecha la ida al supermercado para revisar opciones de un mismo producto, comparar precio, peso, origen, y el ahorro que implica decidirse por uno y otro producto. FOTO: ampliar

El supermercado.  En una simple visita de rutina al super, sacá un ratito y pediles a tus hijos que se detengan un momento en una góndola que tenga amplio surtido de un mismo producto.

Revisen el precio, el peso, el origen, el ahorro que implica decidirse por uno y no por el otro. Concentrate en un solo artículo para que sea más fácil la ilustración.

El recibo de la luz. Con un costo de la electricidad cada vez más elevado en el país, la información provista en el recibo puede ser una herramienta de comparación poderosa.

Aprovechá cuando la familia esté reunida; entre todos realicen un análisis del gasto en kilowatts que tuvieron el último mes y compárenlo con los anteriores. Promové entonces una discusión sana en la que cada quien proponga una forma de ayudar a que el monto baje.

Los cupones de descuento.  Ante la creciente oferta comercial de todo tipo, la alternativa para los negocios ha sido ofrecer rebajas y paquetes por medio de cupones o el uso de determinadas tarjetas de crédito o débito.

Si estás pensando en una salida familiar, ya sea para comer, o bien, para un paseo más extenso, proponeles a todos que busquen opciones económicas. Allí, sométanlo a votación.

El estímulo. Para hacer más tentador ese deseo de ahorro familiar, proponé un esquema en el que lo economizado, o al menos parte de ello, vaya a convertirse en una inversión colectiva de la que disfrutarán todos los miembros del hogar. En Davivienda encontrarás múltiples opciones como cuentas de ahorros o certificados.