Hacer un presupuesto es fácil, ¡animate!

  • Conversemos

  •  

Todas tenemos grandes metas: hacer un viaje soñado, pasarnos a nuestro primer apartamento propio, pagar la maestría ... La llave para alcanzar esos objetivos es el ahorro, pero el primer paso que debés dar es ordenarte con tus gastos.

Antes de que podás calcular con exactitud cuánto podés separar cada quincena o cada mes, resulta indispensable que controlés en qué se te está yendo el dinero.

Si decidís ahorrar "a puro cálculo", sin saber cuánto te está quedando libre, lo más probable es que sucedan una de dos cosas: que no consigás cumplir esa meta autodefinida (lo cual obviamente implicará frustración) o que más bien terminés ahorrando menos de lo que podrías.

Davivienda, ahorro, presupuesto
Se debe comparar la cantidad gastada versus la cantidad presupuestada. Lo ideal, por supuesto, es que las cuentas calcen en los dos lados. FOTO: ampliar

Así que llegó la hora de tomar la compu, o bien un lapicero y una libreta, y ponerse a sumar todas las vías de escape de ese dinero que con tanto esfuerzo te ganaste.

Pasos sencillos: 

• No hay que ser un experto en finanzas para elaborar un presupuesto. Cualquier persona puede hacerlo, con un poquito de orden y disciplina. Estos son los pasos básicos.

• Proyección de gastos: Lo primero que vas a hacer es calcular cuánto gastarás cada mes, con base en tu experiencia de otros meses.

• Llevar el control: Debés anotar con exactitud cuánto estás gastando realmente.

• Comparar: Ahora sí, vas a revisar cuánto gastaste versus cuánto habías proyectado. Lo ideal, por supuesto, es que las cuentas calcen en los dos lados.

• Ajustar: Es normal que al inicio la comparación no dé muy exacta. Entonces, hay que recalcular el presupuesto, con base en los nuevos datos, hasta que llegués a la cifra correcta. Eso sí, no podés cambiar cada mes el presupuesto con tal de que los números te den; hay que ser muy realista y honesto y elegir los gastos verdaderamente importantes.