El día que volvimos a estar tablas

  • Conversemos

  •  

Luego de enorme esfuerzo y muchos sacrificios nuestro presupuesto de nuevo está en equilibrio.

Es entonces el momento de la pausa, de decidirnos a que de ahora en adelante no habrá gastos mayores ni menores, simplemente habrá gastos y procuraremos tener control sobre cada uno de ellos.

Probá con un ejercicio y a manera de juego proponéte establecer un sistema que ayudará a toda la familia a priorizar gastos y conseguir ahorros.

Alertas en su presupuesto
FOTO: Shuttersotck ampliar

Utilizando las luces de un semáforo podés contar con tres carpetas de colores verde, amarillo y rojo. Cada vez que considerés un posible gasto, anotálo en una hoja, estudiá su grado de urgencia o necesidad, y de acuerdo a un análisis sincero, lo metés en el folder del color correspondiente. Los rojos son los más urgentes, los amarillos son intermedios y los verdes todavía pueden esperar.

La gracia del ejercicio es que un posible gasto que en esta quincena pusiste en rojo no debe estar destinado a quedar allí para siempre. De acuerdo a como vayan cambiando las prioridades o mejorando los ingresos, es posible que en pocas semanas se traslade al amarillo.

Este es un ejemplo:

Posible gasto: La refrigeradora de casa está dando algunos problemas, pero en realidad creo que aguanta un poco más.

¿Verde, amarillo o rojo?

Depende de tu situación al momento de plantearte la pregunta, pero supongamos que estás en un mes de pago de matrícula de los niños, así como la compra de útiles y uniformes.

Verde: La refrigeradora todavía puede esperar. Ya sabés que el siguiente mes no hay tantos gastos por la entrada a clases (tal vez solo algunos libros adicionales), así que podés proyectar el cambio de ese importante electrodoméstico para un poco más adelante.

Amarillo: En esta carpeta hay gastos que se atenderán apenas las finanzas experimenten un repunte y haya algún excedente. Son importantes, pero no tan urgentes.

Rojo: La compra de refri no puede esperar. Es un gasto impostergable. La clave está en que no llenés esta carpeta demasiado, porque sino los ingresos podrían resultar insuficientes.