La manera más sencilla de ordenar tus finanzas

  • Conversemos

  •  

Llegó el fin de mes y te hacés esa pregunta que constituye uno de los grandes misterios de la vida: "¿En qué se me fue la plata?".

Empezás a hacer memoria y no recordás haber gastado tanto. El pago del teléfono, más la cuota del apartamento o la casa, aquella salida de viernes después del trabajo... pero la suma total simplemente no da.

Davivienda, ahorro
La manera eficaz de empezar a ordenarse es tratar de usar siempre tarjetas de débito y crédito como métodos de pago. Así, todos los gastos quedarán debidamente registrados. FOTO: ampliar

Al mes siguiente, decidís hacer lo más saludable: llevar las cuentas. Una opción es ir anotando todas las salidas de dinero en un cuaderno, o bien en una hoja de Excel. Mejor aún: hay instrumentos diseñados para ayudarnos a llevar un registro de forma ágil y sencilla.

La manera eficaz de empezar a ordenarse es tratar de usar siempre tarjetas de débito y crédito como métodos de pago. Así, todos los gastos quedarán debidamente registrados.

Por más buena que sea nuestra memoria, difícilmente vamos a retener con claridad cada colón que utilizamos en los últimos 30 días. Incluso, si recurrimos a la libreta o el archivo de la compu, también es posible que en algún momento olvidemos anotar una salida de dinero.

En cambio, el estado de cuenta de la tarjeta te dirá con exactitud cuáles fueron todos los gastos, incluyendo los retiros en efectivo.

Usar las tarjetas responsablemente es una manera de ordenarse. Además, es posible obtener descuentos y acumular millas que después se pueden cambiar por artículos o boletos de avión.

Para llevar la contabilidad con total precisión, el banco Davivienda cuenta con un innovador producto llamado Cuenta Maestra, que integra todos tus estados financieros: tarjetas de débito y crédito, préstamos, operaciones en dólares y colones, etc.

Toda esta información te va a llegar de una manera sencilla de leer. De un solo vistazo, podrás ver qué pasó en el mes. Y no te vas a llevar sorpresas.

Actividad familiar. Es recomendable que te sentés con toda la familia a analizar cuáles fueron los gastos del mes, especialmente cuando hay miembros que usan tarjetas adicionales. Es un buen ejercicio para que la responsabilidad de ahorrar sea una actividad compartida.

Llevar el control exacto de los gastos te ayudará a ahorrar. Y recordá siempre: una persona o familia que ahorra es más feliz, y se le nota.

Etiquetas