Cerca de un 10% de las mujeres sufren dolor vaginal en las relaciones sexuales

  • Conversemos

  •  

El estrés por traumas en la infancia, violaciones o malformaciones físicas en la mujer pueden ser tan solo algunas de las causas que les impide sostener relaciones sexuales con penetración.

Esta condición es conocida como vaginismo y se caracteriza por dolor vaginal en el momento de la relación sexual, generado por la contracción o espasmos involuntarios de los músculos que rodean la vagina.

Danilo Medina, jefe de ginecología del Hospital Calderón Guardia, comentó que en Costa Rica al menos un 10% de las mujeres sufren vaginismo. De las cuales el 85% se deben a causas psicológicas.

Ropa interior
FOTO: Jeannine Cordero ampliar

El cierre de las paredes vaginales puede presentarse en tres niveles: leve, moderado o severo.

Medina explica que en el leve puede existir la penetración, pero por el dolor no se puede continuar el acto sexual; mientras que en el severo del todo no se puede realizar.

“En casos severos hay mujeres que con solo ver el pene presentan un gran dolor en el área vaginal. El orgasmo no se logra”, comentó el médico.

Causas. El miedo, el temor o la angustia generados por la falta de educación sexual, una formación religiosa ultraconservadora o el miedo al embarazo pueden impedir una sexualidad plena.

Los impedimentos psicológicos rondan el 85% de los casos, mientras que el restante 15% se pueden presentarse por trastornos fisiológicos como tumoración en el cuello de la matriz o la vagina. También por la posible existencia de un anillo vaginal fibroso.

Méndez comenta que la mayoría de los casos se detectan al iniciar la actividad sexual, principalmente jóvenes. Mientras que otros se podrían dar después de agresiones sexuales o partos muy dolorosos.

La psicóloga Maria Ester Flores asegura que la agresión tanto física como emocional durante la infancia podría ser una de las causantes del problema. “Se trata de una acción del subconsciente. Ante un abuso hay una negación del placer, debido a la culpa”, comentó.

Para la psicóloga el autoestima juega uno de los principales roles. Menciona que en una familia donde el machismo predomina se pueden dar la negación “inconsciente” de brindar placer al sexo opuesto mediante este tipo de problemas.

Hazel María Alpizar Araya, psicóloga especialista en terapia de pareja, confirma que estos casos pueden afectar la relación, debido a que la intimidad no va ser una acción placentera.

“Es posible que aquellas mujeres que no tengan pareja eviten ese contacto por temor a ser rechazadas. Definitivamente el autoestima de la mujer se ve afectado al no poder hacer uso pleno de la sexualidad”, comentó Alpizar.

Para lograr superar el trastorno, los expertos concuerdan en que es necesaria la intervención integral de psicólogos, sexólogos y ginecólogos.

PUBLICADO: 18 de Julio, 2014 AUTOR: