Cómo criar bebés sin que afecte su matrimonio

  • Conversemos

  •  

En su matrimonio, los días ya no vuelven a ser iguales, las noches son cortísimas; insuficientes para reparar el sueño perdido. Las salidas románticas pasaron a ser actividades en horarios diurnos y con disponibilidad absoluta para ensuciarse, hacer repetitivos ejercicios, o contemplar por horas la carita de su bebé.

Usted está realizada en su rol como mamá, convecida de que es lo más hermoso que le ha pasado, sin embargo, también extraña aquellos tiempos junto a su pareja en los que el mundo era egoístamente satisfactorio para ustedes dos. Si se identifica con esa situación, le damos algunos consejos para criar a sus bebé sin afectar negativamente su matrimonio, al  llegar a convertirse en desconocidos.

Con la llegada del bebé la vida de pareja cambia radicalmente.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

“El trabajo es duro y lo hay por montones: lavar la ropa, dar de comer al bebé, cambiarlo, recoger los juguetes y lograr que no le despidan del trabajo y cada día es el fin del mundo”, citan las autoras del libro: Cómo criar bebés y preservar el matrimonio.

Para seguir amando a su pareja, no pelear y disfrutar esta nueva y maravillosa etapa usted puede:

1. tener pequeños gestos estratégicos con su pareja, detalles de amor; aunque no sean tan grandes, costosos o duraderos como cuando estaban solos.

2. Con tantos cambios y tan rápidos,  no es de extrañar que afloren los instintos más primitivos y cada uno asuma el rol dominante.  No olvide que  el trabajo en equipo es mejor, con el aporte de las mejores cualidades y conocimientos de ambos padres, se genera una relación más armónica y beneficiosa para todos.


3. No pasar autocompadeciéndose, más bien; darle vuelta al discurso y pensar en ideas para lograr esos espacios o mejorar la situación.

4. Dejen de pretender vivir como antes, asuman que las cosas ya cambiaron y hay que aceptarlas, agradecerlas y acoplarse al nuevo molde. “Esta es solo una etapa; por difíciles que parezcan ahora las cosas, por escasas que sean nuestras horas de sueño (o de sexo) esta pasará...", según las autoras.

5. No pretenda que la casa esté impecable, buscar la perfección  puede ser algo que le lleve a un ciclo de nunca acabar.

6. Asuma que usted tiene su parte, su participación en lograr la frase “nuestra felicidad depende de los dos”. Ocúpese por cumplir su cuota.

7. Los hombres también se emocionan, también se entristecen de separarse del bebé cuando tienen que ir al trabajo, sienten la presión o como única obligación la de ser proveedores, sienten miedo y angustia por saber como lograrlo.

8. Muestre aprecio y reconocimiento por las cosas que hace su pareja y suelte su carta de mártir o de víctima.

9. Planifique lo que pueda, exprésele a su pareja con sinceridad lo que le gustaría que hiciera y repartan las labores.

10. Comprenda que los temores justificados son parte de ese sentido de perfección que todos llevamos dentro y que nos hace querer tener el control absoluto de cada situación. Intente no presionarse tanto.

11. “Nadie habla de esto, pero todo el mundo lo experimenta: la mayoría de las parejas pasan por un periodo de descenso radical en la frecuencia y la calidad de su vida sexual, durante los primeros años de vida de sus hijos.  El problema radica en que cuando no hay sexo, o cuando hay relaciones sexuales que se viven con desesperación y se conceden a regañadientes, el matrimonio se reduce a una tediosa sociedad doméstica”, citan.

12. Es importante analizar nuestra  vida sexual durante el noviazgo,  para generar un parámetro de frecuencia, duración e iniciativa, que nos indique cuanto han alterado de forma positiva o no  los factores internos y externos con la llegada del bebé.   

13. Intente programar una salida por semana o mes, solo para ustedes dos, aunque sea para ir a comer un helado.

14. “El niño indefenso necesita del cuido de sus padres, pero en ocasiones la madre se avoca de lleno al niño y algunas veces puede afectar su independencia y minimizar al padre”, explica Sarita Alvarez, psicóloga especialista en terapia de pareja.

15. No cargue injustamente  la total responsabilidad a la llegada de los hijos, usted es el adulto quien debe guiarlos y poner límites poco a poco.

16. Las vivencias de los otros nos muestran un panorama con el que quizás nos sintamos identificados o aliviados, pero no todo lo que les funciona a los demás es regla en cada relación, cada pareja es diferente. Usted puede tomar consejos o experiencias de otros y adaptarlas a su realidad.

17. Disfruten la sexualidad en cada hermosa etapa de su vidas como pareja sin  preocuparse de las glorias pasadas, cada situación puede ser tan gustosa y  gozosa como ustedes los deseén.

18. “ Somos seres integrales, por lo que la maternidad o paternidad no es el único rol importante; también está la parte profesional, la familia de la que provino, sus amistades, su salud y para sentirse completo no debe olvidarlas”, agrega Alvarez.

No existe la fórmula mágica, es aventurarse muy alto pensar que tiene los “consejos” acertados.

Si bien l a vida sexual de las parejas cambia con la llegada de los hijos ellos crecen tan rápido que pronto vuelan solos,  así que mientras eso ocurre,  sea creativo,  aproveche las circunstancias,  trate de generar los espacios,  coquetee con su pareja,  hágale insinuaciones,  hágale saber lo mucho que le gusta y desea  y tome en cuenta que muchísimos de los buenos momentos sexuales con su pareja no tienen que terminar en cama.


Fuentes: Sarita Alvarez, Psicóloga del Hospital Clínica Bíblica. Tel:506(2522-1000). Miguel Leitón, consejero de Enfoque a la Familia. Tel:506 (2216-9292)  

Libro: Cómo criar bebés y preservar el matrimonio, de Stacie Cockrell, Cathy O¨Neill y Julia Stone.


PUBLICADO: 08 de Enero, 2014 AUTOR: