Ojo con las alertas que su pareja le da, puede estar en una relación abusiva

  • Conversemos

  •  

Hay algunas señales evidentes de una relación abusiva, otras son más sutiles.

Durante el noviazgo no todo es romántico desde el principio, algunos hombres han perfeccionado sus tácticas de dominio, disfrazándolas sutilmente de lo que muchas creen que es preocupación, una delicada muestra de celos o un apretón intenso de brazos, pretendiendo hacer creer que simplemente “la está cuidando”.

Algunas situaciones podrían parecer "normales" porque se vuelven costumbre, preo en realidad son señales de una relación abusiva.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

A muchas adolescentes y mujeres adultas les ha sucedido o aún les pasa, que aman a su pareja o creen estar profundamente enamoradas, pero de repente sienten una alerta o una ligera sospecha de que cierta “muestra de su amor” no es tan genuina. Si esto es conocido,  es mejor prestar atención a algunas señales, que marcan el inicio de una relación abusiva:
"-"¡Pero si él es muy bueno, simplemente se preocupa por mí!"-... ese es el cuento que muchas adolescentes o mujeres dicen para intentar justificar lo que ya saben que está sucediendo, el control de un novio abusivo."

1. Él i ntenta mirar su teléfono a cada instante o saber con quién está mensajeando.

2. Pretende estar etiquetado en todas las fotos de su perfil de Facebook, para tener acceso o enterarse de todo lo que le postean o de quienes son sus amigos, y la cela por cosas insignificantes, haciéndole creer que es para cuidarla de las malas amistades.

3. Exige el compromiso de fidelidad solicitando la clave de sus cuentas de correo electrónico, de Facebook o cualquier otra red social.


4. Si alguna de las aplicaciones instaladas en su teléfono suena estando con él, reclama o exige saber con quién está conversando.

5. Critica la ropa que usted viste porque es muy provocativa y estás buscando a otros. Inclusive cuestiona el tipo de ropa interior.

6. Insiste en saber con detalles cada una de los días de tu ciclo femenino, para estar enterado de su ovulación y poder presionar en la parte sexual.

7. Le sanciona por cada cosa que come haciéndole creer que es meramente para cuidarle de no tener kilos de más y en caso de tener un aumento de peso, le hace sentir menos atractiva con insinuaciones o palabras groseras.

8. No le gusta tu círculo de amistades y mucho menos si hay otros hombres e intenta limitar las salidas en las cuales él no esté invitado.

9. En caso de discutir siempre intentará atribuirle toda la culpa y si en algún momento pide perdón lo hará meramente para intentar recuperar su confianza.

10. Si él cambia de estado de ánimo, le hará sentir temor por enojarlo más.

11. Usted siempre está pensando en la necesidad casi obligatoria de satisfacerlo con todos sus caprichos o reclamos.

12. Él le controla su dinero o sus gastos.

13. Pretende averiguar todos los detalles íntimos de sus relaciones anteriores.

14. Afecta su concentración en los estudios o le distrae de colaborar en situaciones familiares que requieren de solidaridad, haciéndole en reclamo de que ya no hay tiempo para él.

15. Si en algún momento consume licor, puede presionarle para que se embriague y así poder tener más control y aprovecharse.

16. Cuando maneja un vehículo puede presentar conductas temerarias que les exponen a un accidente de tránsito, puede intentar llevarle a lugares oscuros e inseguros para tener sexo, sin importar el riesgo.

17. Ha cerrado el puño, le ha apretado la muñeca o ha insinuado que la podría golpear.

18. Critica o se burla de su familia y amigos y dificulta sus visitas para imposibilitar hablar  a solas.

19. Dificulta que usted tenga tiempo para sus cosas personales a solas.

20. Controla su acceso al carro, el dinero, la comida, el teléfono o internet.

21. La ha presionado a hacer algo que realmente usted no quería hacer.

22. Le amenaza de autoherirse –matarse– en caso de abandonarlo.

23. Le hace sentir que sin él no conseguirá una vida feliz.

Estos son tan solo algunas señales que su novio, compañero o esposo puede darle . La agresión a la mujer no se acaba, lo que cambia son algunas muestras cada vez más sutiles, que en algunos casos pueden pasar disfrazadas como costumbres arraigadas en una cultura machista o simples muestras de amor, explica Andrés Ruiz, psicólogo de la Fundación Paniamor.

“Actualmente hay una particularidad porque las cosas han cambiado por las tecnologías, por ejemplo la aplicación whatsapp (que permite mensajes instantáneos) detecta la hora en que sucedió la conexión, y permite que por la tecnología te controlen.  La nueva prueba de amor, que están pidiendo los muchachos a sus novias o vicecersa, es entregar las claves de correos o de redes sociales, es diferente a la forma en que los adultos se controlaban hace años", agrega Ruiz.

Fuentes: - Instituto Nacional de las Mujeres, INAMU. Tel: (506)2527-8400, Facebook:inamu  -Andrés Ruíz, Psicólogo de la Fundación Paniamor  y de la Comunidad:  Tiempo de hablar. Facebook: tiempo de hablar. Teléfono: (506) 2234-2993
  

PUBLICADO: 03 de Enero, 2014 AUTOR: