¿Cómo se comporta el amor a través de los años?

  • Conversemos

  •  

Cambia, todo cambia. Incluso la manera de vivir el amor, después de la primera etapa del enamoramiento, se pasa a una de familiaridad y consolidación, donde los novios se conocen más y se comprometen más. Luego pueden pasar a la convivencia, donde se experimenta un cambio radical en la rutina de ambos y que puede resultar en un crecimiento y avance de la relación o el fin de ella.Cada una de las etapas supone un avance en el que se experimentan nuevas cosas y se dejan atrás otras. Y esto es tan cambiante entre una y otra pareja. Lo que sí es definitivo es que la pasión de los primeros años va cambiando debido a la edad, compromisos adquiridos y porque la pareja experimenta nuevas y diferentes formas de intimar, no sólo la física.

Estas etapas no tienen un orden establecido en todas las parejas y existe la posibilidad de que las vivan de maneras distintas. Sin embargo, suelen tener elementos en común y esta es una generalidad de ellas: 

Ilustración sobre el enamoramiento
FOTO: Augusto Ramírez ampliar
1. Enamoramiento (del primer mes a los 12 meses): Esta es una etapa llena de esperanza. Quieren estar todo el tiempo juntos; se sienten unidos y están extasiados el uno con el otro. Se vive especialmente el deseo y la pasión, con o sin actividad sexual, pero con una intensa fantasía. Durante el enamoramiento el otro es todo para mí, sus defectos son totalmente minimizados y hasta justificados, se viven estados de delirios placenteros, el peligro en esta fase es tomar decisiones precipitadas. A nivel de neuroquímicos se segrega una molécula orgánica llamada feniletilamina, que a su vez desencadena dopamina o norepinefrina que son responsables de esas sensaciones características de esa etapa. 2. Adaptación (12 meses a 18 meses): Cuando la pareja decide continuar la relación atraviesa un periodo de adaptación, donde se busca adaptarse a la forma de ser del otro. En esta fase se sufren muchos desencantamientos y decepciones, porque es ahí donde el otro empieza a mostrar sus gustos, apetencias y desavenencias. Si cada uno logra aceptar al otro tal y como es, sin intentar cambiarlo, puedo ir encaminando la relación a un plazo mayor. 3. Relación y vinculación (18 meses a 3 años): Los integrantes de la pareja se muestran afectivos el uno con el otro, pero también empiezan a mostrar su autonomía. La pareja diferencia el “yo-usted” del “nosotros” y se empieza a mostrar más manejable. La relación ya no es tan pasional, sino más compañera. 

Etapas de la relación
FOTO: Augusto Ramírez ampliar
4. Convivencia (2º y 3° año): Se manifiesta el amor con más compañerismo y el nido o el hogar. Se decora la casa y se hace confortable para ambos. Aquí el amor se alimenta con el compañerismo y el apego amoroso. También suelen producirse discusiones y malentendidos. La convivencia amerita cambios de manera que podamos negociar y permitirnos ceder, ahí donde el egoísmo se vuelve en un peligro que puede terminar con la relación. 5. Autoafirmación (del 3° al 4º año): Es el momento de sentirse lo suficientemente seguro para hacer actividades por separado. Hasta aquí la pareja se fijó en las cosas que tenían en común; ahora se empiezan a fijar en las diferencias. Los integrantes de la pareja empiezan a balancear sus intereses personales con los de la pareja.

6. Colaboración (del 5º al 15º año): Esta etapa puede ser un momento de colaboración en el que la pareja se une para crear proyectos en común. Si se convierte en un momento en que una pareja apoya a la otra para hacer algo, la relación vuelve a tener un resurgir. En cuanto a los nuevos proyectos, si se tiene en cuenta que hoy se retrasa la paternidad, éstos pueden incluir a los hijos o crear una empresa juntos. Esto trae cosas nuevas a la relación y evita el aburrimiento. En la colaboración se comprueba que se puede confiar.

7. Cambios (del 15º año en adelante): Con la madurez y la conciencia de cómo pasa la vida hay algunas personas que tienen miedo a envejecer y, si coincide con la crisis de la mediana edad o la siguiente (la de la menopausia y andropausia), puede ser un momento en que la pareja se rompe o se consolida. Puede haber un resurgir por nuevos intereses, se puede buscar la manera de sentirse útiles, productivos, y de retribuir a la sociedad.

Fuentes: Sarita Álvarez, sicóloga del Hospital Clínica Bíblica (Tel.: 2522-1000); Eduardo Álvarez, sicólogo (Tel.: 8535-1554); Ana Yendry Morales, sicóloga clínica (Tel.: 8872-0670).

PUBLICADO: 10 de Julio, 2015 AUTOR: