16 puntos de placer femenino

  • Conversemos

  •  

Hay zonas del cuerpo más sensibles que otras, que están cargadas de terminaciones nerviosas y pueden generar mucho placer cuando reciben un contacto adecuado. Los puntos que despiertan excitación sexual están relacionados con dos aspectos: la mente y la sensibilidad. Mientras que para algunas mujeres es altamente estimulante una caricia en la oreja, para otras puede resultar incómodo.

La sexóloga Ana María Mora recomienda establecer una excelente comunicación de pareja y confianza para decir cuáles cosas nos gustan y cuáles no. “Hay que romper la barrera de la vergüenza, comunicar lo que nos gusta y recordar que en el sexo, el órgano más importante es el oído porque hay que escuchar a la pareja y satisfacer las necesidades afectivas y eróticas”.

Son 16 zonas erógenas de la mujer.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

“Las parejas pueden jugar explorando el cuerpo de su amante. Mientras una persona asume el papel del pasivo, la otra toma el papel de activo”, sugiere la sexologa.

Ser activo significa asumir la iniciativa e ir acariciando las diferentes zonas del cuerpo de la pareja, esta dirá qué le gusta, con qué intensidad, de qué forma y qué le disgusta. Luego se invierten los roles.

Los puntos erógenos no generan placer con el simple hecho de ser tocados, también tiene que ver la forma en que se realiza la caricia y el momento. Las parejas deben buscar un espacio para hundirse en el juego del placer, un sitio cómodo, sin interrupciones y centrar la mente en el momento que se está viviendo. 

Zonas erógenas de la mujer

  • Cuero cabelludo
  • Cuello
  • Orejas
  • Pezones
  • Parte interna de los brazos
  • Abdomen
  • Monte de venus
  • Labios mayores y labios menores de la vagina
  • Clítoris
  • El primer tercio de la entrada de la vagina
  • El punto G
  • Camino entre el ano y la vagina
  • Ano
  • Detrás de las rodillas
  • Parte interna de los muslos
  • Pies

Fuente: Ana María Mora, sexóloga (Tel.: 8847-0839)