10 consejos para una relación duradera

  • Conversemos

  •  

La particularidad de los seres humanos, de tener una pareja a largo plazo, se encuentra poco en otras especies. Según la antropóloga Helen Fisher de la Universidad de Rutgers, la explicación está en nuestra evolución: al bajar de los árboles y cuidar a nuestras crías, no podíamos encargarnos de todo. Fue ahí cuando tener una pareja se convirtió en un elemento clave. Ese apego a largo plazo fue la estrategia más eficaz de nuestro cuerpo para asegurarse que la especie prosperara y se mantuviera. 

Sin embargo, cuando hablamos de relaciones permanentes, hay algo que nos preocupa: las maripositas que sentimos en el estómago cuando empezamos una relación se van difuminando, junto con algunos sentimientos propios del enamoramiento. Después del romanticismo inicial, ocurre otro tipo de amor diferente, se trata del apego o el amor de largo plazo. 

“Por supuesto que las relaciones cambian; sería imposible sostener una relación donde estamos todo el tiempo pensando en la pareja” detalla la sexóloga, Ana María Mora. La especialista explica que las relaciones se modifican para generar un vínculo afectivo, intereses en común y construcción de un proyecto compartido. No obstante, los problemas suelen ocurrir cuando esta relación más bien se convierte en un proceso puramente operativo. Es decir, se resta tiempo en pareja en función de las responsabilidades de la casa, el cuido de la familia y las inversiones en lo material, descuidando la inversión en la relación. 

Por eso, es importante retomar algunos consejos que nos sacan de la rutina y nos podrían ayudar a volver a encender esa llama de la pasión y recordarnos las razones por las cuales estamos juntos, más allá de las obligaciones.

  1. Minimice el estrés. Diviértase en familia y con amigos, planee un paseo de un día (o de más, si tiene la oportunidad). Es muy importante cultivar relaciones de amistad y familiares en conjunto con el fin de mantener la relación divertida.
  2. Salgan a tomar café. Una salida casual puede propiciar momentos de comunicación donde se hablan sobre lo que nos ha pasado y cómo nos sentimos. Hacer de su pareja, su cómplice, es una manera de que nos sintamos más unidos que nunca.
  3. Celebren los triunfos. Si alguno de los dos recibió un ascenso en el trabajo, terminó la maestría o concretó un negocio importante, es bueno festejarlo con una salida romántica donde los dos se alegren de las cosas que logran con el apoyo del otro. Recomendación: brinden con un buen vino.
  4. Haga cosas nuevas. No caiga en la rutina, probar actividades nuevas en conjunto les traerá experiencias nuevas, risas y retos. ¡Atrévase a lo nuevo! ¿Qué tal un deporte extremo?
  5. Ejercítese en conjunto. ¿Qué tal salir a correr en las mañanas? Les dará un espacio para conversar mientras se ponen en forma de manera divertida. Además, recuerde que estar en buena condición física puede mejorar su desempeño sexual. 
  6. Hagan citas románticas. Elija una noche a la semana para dejar a los niños con la abuela y darse una escapadita. Pueden ir al cine, al teatro o a cenar. Para terminar, ¿por qué no pasar la noche en un motel para recordar viejos tiempos?
  7. Saque tiempo para el sexo, busque un lugar tranquilo y romántico para los momentos íntimos.  Durante el acto sexual no solo se obtiene placer físico sino también se intensifican los sentimientos hacia la otra persona.
  8. Sorprenda. Las sorpresas siempre son bienvenidas: desde un pequeño obsequio hasta una ropa interior atrevida. 
  9. Bienvenida la picardía. ¿Se acuerda cuando eran adolescentes y se insinuaban cosas? Bueno, nunca estamos demasiado viejos para volver a nuestros veintes. Envíele un mensaje de texto sugerente, una foto provocativa o un detalle erótico como antesala de lo que vendrá en la noche.
  10. Manifieste amor. Un abrazo, un beso, un “te quiero”. No deje de recordarle a su pareja que a pesar de los años, sigue siendo muy importante para usted. 
Despierte la chispa en las relaciones largas.
FOTO: Shutterstock ampliar

¿Qué afecta una relación larga?

  • Estrés. Si bien no siempre se puede evitar, intente no culparse o culpar a su pareja. 
  • Ansiedad y depresión. Si tiene tendencia a la ansiedad o la depresión, busque ayuda profesional o formas de controlarla. Muy a menudo tendemos a culpar de nuestras problemas a la pareja sin tratar de arreglar nuestras situaciones primero. 
  • Falta de apoyo a la pareja. De la misma forma en que usted espera que su pareja se alegre y celebre sus logros, debe manifestar y celebrar los de su compañero.  
  • Mala comunicación. La comunicación es la esencia de cualquier relación, quizá no lo crea, pero siempre puede mejorar sus capacidades comunicativas.
  • Escasez de proyectos personales. Ambos tienen intereses diferentes y si bien es bueno compartir proyectos, tener hobbys o planes por les da aire y elementos para conversar. 

Fuentes:TheAnatomyofLove.com Entrevista a Ana Mora, sexólogaCharla TED de Helen Fisher

PUBLICADO: 23 de Octubre, 2014 AUTOR: