Lo que callan las sábanas: los malestares sexuales más comunes

  • Conversemos

  •  

La vida sexual se tiene que disfrutar: debe ser un momento de encuentro en pareja o en solitario lleno de placer. La ansiedad y las preocupaciones se tienen que dejar atrás para lograr una armonía sexual.

Sin embargo, a veces no todo es felicidad ¿Conoce los malestares más comunes debajo de las sábanas? Conversamos con la sexóloga Marianela Arias sobre estos problemas recurrentes en consulta.

Falta de deseo.

Muchas veces la falta de deseo se da por la rutina, las obligaciones, la mala salud física y mental, la falta de conexión emocional y de comunicación. Para remediarlo, la pareja debe conversar sobre el tema y buscar métodos para levantar el líbido como juegos éroticos, buscar el ambiente adecuado para el romance y explorar otras caricias. 

LEA: ¿Evita los encuentros sexuales por falta de ganas?

Fingir el orgasmo.

Alrededor del sexo hay muchas presiones. Fingir el orgasmo para complacer a la pareja y para evitar un conversación incómoda, a la larga se convierte en un enemigo silencioso. Arias advierte de lo peligroso que resulta esto a la larga en la vida sexual: tener sexo se convierte en una obligación y "acabar" se convierte en el fin del acto. Además, los orgasmos tienen múltiples beneficios para el cuerpo: funciona como analgésico, mejora el flujo sanguíneo, disminuye el estrés, entre otros. Si se finge el orgasmo no se logra nada de esto, se engaña y maleduca a la pareja en un ciclo vicioso donde nunca va a lograr saber que es lo que realmente le causa placer. Sea honesta, es hora de tener esa conversación: conozca su cuerpo para enseñarle a su pareja cómo realmente se hacen las cosas.

Infidelidad.

Una alerta roja es la infidelidad, porque representa varios enemigos invisibles como lo son el contagio de enfermedades venéreas y el desapego emocional que puede sufir la pareja. De alguna manera, la vida sexual se va a ver directamente afectada por la infidelidad: sentimientos de culpa y si se acepta a la pareja a pesar de la infidelidad se puede sufrir de baja autoestima e inseguridades extra. Es importante reconstruir la confianza y volver a encender la llama en el proceso.

Eyaculación precoz.

Es un tema que se invisbiliza por vergüenza de las dos partes, pero que se debe tratar y hablar con naturalidad. Se puede tratar de eyaculación precoz cuando el hombre en todos sus encuentros sexuales tiene una duración corta (30 segundos a 2 minutos) antes de eyacular. Pero lo más importante no es el tiempo, si no que la pareja quede satisfecha y el hombre se sienta en control con su desempeño de manera realista.

La mayoría de los casos de eyaculación precoz tienen un origen a nivel psicológico: ansiedad o no sentirse cómodo con su pareja. También se pude dar por deficiencias en la educación sexual o algún problema físico como la incontinencia. Algunos consejos: utilizar condones retardantes, acudir a la masturbación previa. Aprender las técnicas del apretón, parada y arranque. 

Todos estos malestares dependiendo de su intensidad pueden ser tratados por especialistas: sexólogos y terapeutas de pareja. Recuerde que no hay pena en el asunto: no somos estrellas porno pero podemos darnos el lujo de realmente disfrutar nuestras vidas sexuales en completa plenitud. 

Fuente: Sexóloga Marianela Arias