Dual, el discreto accesorio del éxtasis femenino

  • Conversemos

  •  

El Duet Crave es un vibrador para el deleite sexual femenino. Arranca los gemidos con trucos técnicos que también arquean cejas. Consiste en un aparato con dos dedos de hule cuya mezcla de vibraciones, texturas y bordes  envuelve el clítoris en modos que, lo descubrirá la usuaria, culminan en una última sacudida; la deseada.

Como el cuerpo femenino adquiere distintas formas, los fabricantes aseguran que el Diuet ofrece mayor rango de posibilidades al placer interior respecto a otros accesorios eróticos vibrantes.

El vibrador posee la discreción y sencillez de una llave USB.
FOTO: Duet ampliar

Lo aseguran pues el diseño de este dúo dinámico rodea el clítoris y ello amplifica la vibración ahí donde en verdad importa. Además, el frente de la punta es diferente a su parte posterior propiciando así sensaciones distintas. La parte baja del dispositivo es metálica y allí se localizan dos micro-motores que sitúan la vibración en la punta del juguete y no en la mano.

Se recarga en puerto USB o con el cargador del celular. Dice la publicidad que dos horas bastan. No cables, no baterías AA, no bases montable para colocarlo, posee así la discreción y sencillez de una llave USB donde nadie sospecharía que en vez de archivos se guardan buenos recuerdos. 

De hecho, el aparato también es una llave USB y el fabricante vende otros modelos de este vibrador con espacio de almacenamiento de 8 y 16 gigabytes, todo un desafío a aquello de “no mezcles negocios y placer”. Trae cuatro estilos de meneo y cuatro velocidades también. Queda en manos de sus propietarias dar con la combinación más sublime.

Duet Crave es un vibrador para el deleite sexual femenino.
FOTO: Crave ampliar

"Crave, nombre del fabricante, asegura que es tan silencioso como para aliviarse el vientre en una biblioteca si alguien quisiera ese coctel de placer intelectual y físico."


La  afirmación reside en que vibra más silenciosamente respecto a otros vibradores cuyos zumbidos son auténticos mata-pasiones. Este desempeño silencioso, por lo tanto, da más libertad de dónde y cuándo utilizarlo.

Si de sitios se trata, el Duet puede meterse a la ducha, a la piscina, al mar o zambullirse en la bañera al ser del todo impermeable.

Tanto prodigio, por desdicha, tiene precio: $149. Está disponible en el sitio de Duet Crave por ese monto, la compañía se lo envía por correo en una cajita de blancura completa y sin marca alguna. Al fin y al cabo, la discreción también es aderezo del gozo corporal.

 


Etiquetas