25 curiosidades sobre la vagina

  • Conversemos

  •  

1. Vagina es una palabra que proviene del latín y significa “vaina de una espada”. 2. Popularmente, se utiliza el término vagina para referirse a la totalidad de órganos sexuales femeninos; sin embargo, la palabra hace mención solo a la cavidad u orificio por donde se libera el sangrado menstrual, se penetra en una relación sexual tradicional y pasa un bebé en un parto natural. 3. La vagina mide aproximadamente ocho centímetros y su anchura, distendida, es de unos cuatro centímetros de diámetro. 

4. A pesar de que la vagina es una cavidad, siempre está cerrada. Los músculos que la conforman se adaptan al tamaño de la estructura que la penetre. 5. Una mujer puede desarrollar mucha fuerza en los músculos de la vagina, a través de los ejercicios Kegel. De hecho, la fuerza de la vagina puede llegar a atrapar literalmente al pene imposibilitando que este salga. Es lo que se conoce como penis captivus. 6. La vagina es responsable de la lubricación y la posibilidad de la penetración. 7. Cuando nos excitamos, los labios mayores se hinchan levemente, provocando mayor sensibilidad al área. 8. No todas las mujeres tienen himen (membrana que se encuentra al inicio de la vagina), algunas nacen sin él. 9. La vagina es prácticamente insensible, el placer derivado de su estimulación más bien proviene de su tercio externo. 10. El tejido vaginal, generalmente liso al tacto, cambia de textura cuando se produce estimulación al área conocida como el punto G. 

11. El punto G está situado a unos 6 cm de la vulva. 12. El clítoris mide un centímetro y se encuentra en la unión de los labios menores. 13. El clítoris contiene 8.000 terminaciones nerviosas. El pene apenas 4.000. 14. La única función del clítoris es es proporcionar placer sexual a la mujer. 15. La secreción normal de la vagina es ácida. 16. La vagina puede crecer hasta un 200% durante la relación sexual. 17. Cuando se acerca el orgasmo, la vagina disminuye de tamaño un 30%, ya que los músculos de la vulva se contraen de forma brusca. 18. La dieta que seguimos afecta la forma en que huele nuestra vagina. 19. Asimismo, lo que comemos influye en el sabor de los fluidos vaginales. 20. La elección de ropa interior puede aumentar la probabilidad de contraer infecciones vaginales. Las telas de seda y terciopelo pueden retener la humedad, lo mejor es elegir telas transpirables como el algodón para mantener la piel seca y fresca. 21. La vagina tiene escualeno, una sustancia que puede encontrarse en el hígado de los tiburones -y ocupar una cuarta parte de su cuerpo- y que es un lubricante natural. Los tiburones consiguen flotabilidad gracias a esta sustancia, ya que es menos densa que el agua de mar. Como curiosidad, el escualeno se utiliza en algunos tipos de vacunas contra la gripe y el paludismo. 22. La fricción, el calor y la humedad en el área genital causan irritación, y proporcionan el caldo de cultivo perfecto para las bacterias. 23. Estar sentada durante un largo periodo de tiempo puede aumentar el riesgo de una infección vaginal por bacterias pues la zona genital se calienta, el flujo de aire también se reduce y se incrementa la humedad. 24. Los jeans muy tallados aumentan significativamente el riesgo de infecciones vaginales. 25. El exceso de higiene es malo para la vagina. Esta parte del cuerpo está diseñada para mantenerse limpia por sí sola con ayuda de las secreciones naturales. Lo mejor es evitar los jabones perfumados, geles y antisépticos, ya que pueden afectar el equilibrio saludable de las bacterias y los niveles de pH. Fuentes: Libro La diosa erótica de Alessandra Rampolla, Libro La vida sexual de Efrén Quintanilla, Libro Manual de almohada clásico de Mauro Fernández et al., y sitio web www.muyinteresante.es.

PUBLICADO: 23 de Septiembre, 2016 AUTOR: