Cinco películas desde una mirada femenina

  • Conversemos

  •  

La actriz y directora libanesa Nadine Labaki cuenta que desde pequeña soñaba con crear mundos alejados a su propia realidad. "De niña no sabía cómo lograrlo ni cómo se podía llamar. Ahora sé que es el cine", dijo en una entrevista concedida al diario "El País" en 2008.

Su deseo se concretó con la película Caramel (2007) que será la primera en exhibirse en el ciclo El cine con lente de mujer, que mostrará cinco filmes creados desde el ojo femenino, durante los sábados de agosto en el cine Magaly. 

"Son películas que hacen un análisis de las mujer que debe desarrollarse en sociedades codificadas en términos masculinos", indicó William Venegas, crítico de cine y parte del Club Magaly.

María Luisa Bemberg es una directora que constantemente ha tratado el tema de la reivindicación de la mujer.
FOTO: Tomada del Facebook de la María Luisa Bemberg ampliar

Mañana, la función contará con la intervención de la directora y crítica de cine Soley Bernal, quien comentará sobre los detalles de Caramel, candidata del Caméra d'Or en el Festival de Cannes.

El largometraje se desarrolla en Beirut, en un salón de belleza donde cinco mujeres acostumbran reunirse. La propia Nabaki encarna a la protagonista, Layale, quien trabaja en el salón con Nisrine y Rima.

Cada una de ellas se enfrenta a un diferente dilema: Layale ama a Rabih, un hombre casado. Nisrine teme que, al casarse, descubran que no es virgen. A Rima, le atraen las mujeres. Jamale, es una clienta asidua que se niega a envejecer y Rose, cuyo negocio está cerca del salón, está agotada de toda una vida dedicada a cuidar a su hermana mayor.

"Es muy interesante porque es una visualización de la mujer en una sociedad donde confluyen dos religiones conservadoras: la musulmanas y el catolicismo"

El sábado 9 de agosto será el turno del filme danés Después de la boda (2006, Efter brylluppet) dirigido por Susanne Bier, quien ha sido nominada al Óscar y al Globo de Oro. Una semana después,se proyectará Lazos de Sangre (2010, Winter's Bone), de Debra Granik. En esta película, se cuenta la historia de una joven de Missourri, Ree, quien debe hacerse cargo de su familia en situación de extrema precariedad.

El ciclo continúa el 23 de agosto con un filme neozelandés El Piano (1993) de Jane Champion. El largometraje, ambientado en el siglo XIX muestra a Ada, una mujer muda que debe viajar a Nueva Zelanda después de ser vendida en matrimonio.


"La idea del club era mostrar la visión en distintas geografías y distintas etapas de la historia y cerrar con américa latina", indicó Venegas y, por ello, el ciclo termina con Yo, la peor de todas (1990) de María Luisa Bemberg, que se podrá ver el 30 de agosto. El largometraje se basa en el ensayo Las trampas de la fe, de Octavio Paz y narra los últimos años de vida de una mujer transgresora para su época: Sor Juana Inés de la Cruz.

Cada semana habrá foristas como Laura Astorga, Erick Fallas y Karria Barrientos. La entrada tiene un costo de ¢2.300.

PUBLICADO: 01 de Agosto, 2014 AUTOR: