La mujer: el papel protagónico

  • Conversemos

  •  

"Durante mucho tiempo el cine fue el reflejo de una sociedad machista y misógina, en la que la mujer estaba destinada al hogar y a ciertos roles específicos. La mujer era además un objeto: visual (su cuerpo era expuesto a un ojo masculino) y dentro de la dramaturgia (el personaje femenino era un pretexto para la actuación del héroe masculino)".

Así define el experto en cine Bértold Salas los inicios de la mujer en el mundo de la pantalla grande. Esa condición se rompe en los años 40 con el personaje de la Femme Fatale. Esta mujer, aunque era generalmente la villana o antagonista, tenía un rol central en los filmes y era muy inteligente: no era para nada decorativa.

"El hecho de que la mujer inteligente fuera vista como la antagonista simplemente revelaba la ansiedad que los hombres experimentaban ante una mujer cada vez más empoderada".

Una década más tarde en los 50´s y 60´s entra en boga el cine del oeste y western, que era completamente masculino, en el que casi no hay mujeres y las que aparecen tienen por lo general poca importancia. Sin embargo, el western pasó de moda, y la mujer no dejó de ganar espacios en las historias.

Kathryn Bigelow es la única mujer que ha ganado un Oscar por mejor directora.
FOTO: http://www.oscars.org ampliar

"En la actualidad, si bien el cine continúa expresando un cierto machismo (ahora más sutil), lo cierto es que la mujer cumple nuevos roles en los relatos fílmicos", dice Salas quien destaca heroínas como Lara Croft y Mulan.

Pese a ello, el cineasta considera que los premios Oscar y el cine de Hollywood mantienen prejuicios al respecto. Por ejemplo, la ganadora del Oscar a la mejor actriz es, generalmente, una mujer de menos de 35 años, guapa, que cuando comienza a envejecer ya no consigue buenos papeles (Halle Berry, Nicole Kidman). Una de las excepciones fue, justamente, la ganadora de este año, Julianne Moore.

Producciones. En definitiva el talento femenino es más que un rostro bonito frente a la pantalla. Solo para tener una idea, el primer filme de ficción fue realizado por una mujer: Alice Guy.

Más adelante en los años 20 Germaine Dulac se convirtió en una de las principales realizadores de vanguardia e incluso filmó un largometraje que ya introducía una crítica del machismo en la institución matrimonial (La sonriente Madame Beudet, 1923). No obstante, fue hasta la década de los 70 que se dio la verdadera explosión de cine de las mujeres.


"Paradójicamente, la única mujer que ha ganado un Oscar a mejor director ha sido Kathryn Bigelow, por un filme que nada tiene que revele el género de su realizadora: The Hurt Locker. Tampoco tiene que hacerlo: no todas las realizadoras tienen por qué realizar "cine de mujeres", ni todo director debe tratar solamente temas "masculinos"", dice Salas.

A continuación copiamos una lista de películas que se pueden decir empoderan la figura femenina. "Algo muy distinto al cine feminista. Muchas veces, los filmes feministas son denuncias de situaciones de discriminación, pero no presentan en su conclusión un mensaje edificante o esperanzador (es el caso de cineastas feministas como Catherine Breillat, Chantal Akerman o algunas películas de Jane Campion... son obras casi deprimentes)", aclara el crítico.

El piano, de Jane Campion (1993). Un filme sobre una mujer que se atreve a expresarse tanto con palabras como con el cuerpo, después de décadas de silencio.



Antonia, de Marleen Gorris (1995). Esta es quizás una de las obras feministas más entretenidas y gozosas, es al mismo tiempo un homenaje a la vida y a lo femenino. No teme tratar temas duros, como la violación, pero lo hace con optimismo y serenidad.



A las 5 de la tarde, de Samira Makhmalbaf (2003). Sobre una joven afgana que sueña con tener una vida pública (quiere ser "presidente", dice con ingenuidad), en una sociedad donde los talibanes aún imponen las costumbres.



The Hours, de Stephen Daldry (2001). A través de la novelista Virginia Woolf, explora las dificultades y contradicciones de la vida de las mujeres en tres diferentes épocas.



Whale Rider, de Niki Caro (2002). Una niña debería ser la nueva líder de una tribu maorí que pierde sus tradiciones. Sin embargo, por ser una mujer, su abuelo y actual líder no cree que deba asumir el rol. Ella debe mostrarle lo contrario.


PUBLICADO: 04 de Marzo, 2015 AUTOR:

Etiquetas