Marfil, tan vivos y alegres como siempre

  • Conversemos

  •  

Quien no ha ido a un lunes de Marfil en el bar el Cuartel de la Boca del Monte, aún no ha vivido. Es un clásico de todos los tiempos y la fiesta hace olvidar que al día siguiente es martes, día de trabajo o de universidad.

Gente de todas las edades, de todas las clases sociales y de todos los gustos musicales se acercan a la tarima para bailar al son de “ representó, a los que llevan la música por dentro”, y Tipí, anima a los asistentes con su característico silbato.

Reunimos a tres de ellos, para que nos contaran cuál es la clave para que los 42 años de existencia del grupo, no los haga lucir viejos sino todo lo contrario: jóvenes, graciosos y llenos de energía. Isidor, Tipí y Omar nos concedieron una entrevista y acá está su secreto (el cual, dicho sea de paso, no parece ser nada del otro mundo).

Rogelio Tipí Royes, cantante de Marfil.
FOTO: Carlos González ampliar

¿Cuál es la fórmula para mantenerse vigentes por más de cuatro décadas?  Isidor: La clave es amar la música y el arte. Pensar que esto es un hobby, no un trabajo. Nosotros no tenemos muchas reglas, simplemente tocamos lo que nos gusta y nos divertimos. Además, no nos preocupamos por ser el grupo de moda, porque las modas pasan rápido; nos preocupamos por hacer lo que nos gusta.

¿Tipí, cuál es la razón de su vestimenta por qué su traje?  Tipí: Es para estar conectado a mis raíces. No soy de movimiento rastafari, pero me hace recordar de dónde vengo.

¿Cuál es el mejor recuerdo en estos 42 años?  Omar: En la década los 90 tocamos en Brasil, en un espacio llamado Memorial de América Latina. Es un proyecto donde caben hasta 30.000 personas y fue construido por el reconocido arquitecto Óscar Niemeyer. Ahí hubo una participación gigantesca del público.

Omar Gauna, cantate de Marfil
FOTO: Carlos González ampliar

Isidor: También fue importante para nosotros ser la primera agrupación costarricense de música popular, que tocó en el Teatro Nacional. En ese entonces (en los 80), el Teatro era escenario exclusivo de música clásica y tuvimos la oportunidad de abrir el espacio para distintas expresiones culturales. Las críticas fueron excelentes, sentimos que Costa Rica nos abrazó y nos dio el aplauso. Asimismo, cuando fuimos invitados a Italia. Fue la primera vez que la música latina decía 'presente' en el continente europeo. Eso sucedió alrededor del año 1985, para un festival en Roma y Marfil fue el único grupo invitado de Centroamérica.

¿Cómo nació Marfil?  Tipí: Isidor y yo estábamos en la misma escuela de Limón. Desde quinto grado de la escuela tocábamos por pasatiempo. Nos reuníamos en la casa de la tía de Isidor, en un palomar, y con ollas y tarros tocábamos música... mas bien era una comparsa. Empezando éramos músicos por diversión, tocábamos a cambio de un rice and beans. Luego, entramos a la U y nos los fuimos tomando más en serio, hasta que decidimos dedicarnos de lleno al grupo.

¿En qué están ahora?  Isidor: Estamos promocionando nuestro último disco titulado “ Huele a mar”, donde un 80% de los temas son originales y el resto son versiones al estilo de Marfil. Nos ha costado porque no siempre tenemos el apoyo de las emisoras; sin embargo, nuestro fuerte sigue siendo estar sobre el escenario. Además, estamos preparando un nuevo disco de seis temas que será distribuido por internet, y es un proyecto que nos permitirá darle continuidad a nuestra música. No tenemos pensado parar, Marfil no tiene fecha de expiración.

PUBLICADO: 21 de Julio, 2014 AUTOR: