Rapera tica rompe el silencio

  • Conversemos

  •  

El micrófono es su herramienta, la lírica es su mensaje, en su lengua está la chispa. “Soy Nativa del mundo, ciudadana del planeta, igual a cualquiera” dice una de sus canciones. Natalia Vargas duda en ponerse los tacones para hacer las fotografías para este artículo porque se siente más cómoda con las botas rojas y la licra colorida. Quiere mostrarse tal y como es. 

La autenticidad se le desborda por los poros a esta rapera de 29 años. Natalia no se guarda nada, siente y respira las letras de sus canciones. Bajo el pseudónimo de MC Nativa (MC significa Maestro de Ceremonias, título que llevan los raperos) sale al escenario para transmitir sus mensajes. “El nombre Nativa es por Nati Vargas, pero también porque quiero dar fuerza a la voz de la gente, lo que tenemos que decir las personas comunes de cualquier lugar”, explica antes de empezar a cantar, con la boca bien abierta para que salgan todas sus ideas. 

P:¿Cómo empezó en el rap? 

N: Desde niña me gustó escribir, lo que pienso, lo que siento. Es mi medio de desahogo. Siempre tuve esa relación con la escritura. El hip hop, el rap, siempre me ha gustado. Yo hablo de un rap más como protesta, no como el tipo bling bling gringo. Hay un movimiento mundial del hip hop para decir cosas, para querer hacer cambios. Entonces siempre me ha gustado ese estilo de música, la lírica es muy poética.  

Muchos años de mi vida hice danza y en una época bailaba break dance, por lo que me empecé a interesar en esa cultura. El hip hop como cultura se compone de 4 elementos: el graffiti, el break dance, el Dj y el MC. Esas cuatro cosas van muy de la mano. Yo me fui metiendo en ese mundo por mis amigos que hacían graffiti y por el break dance. Sin embargo, yo sólo quería cantar. Empecé con un grupo llamado Las Viejas de Patio, éramos dos chicas que cantábamos y nos conocimos porque bailamos juntas. Empezamos por vacilar y lo seguimos haciendo. Luego de año y medio decidimos separarnos y cada una tomó su rumbo. Entonces empecé así, con la motivación de decir lo que siento y de desahogarme. 

Nativa del mundo.
FOTO: Ronald Pérez ampliar


P: Sin embargo, a pesar de la visión que tiene de este tipo de música, hay muchos estereotipos relacionados con el rap y los raperos. 

N: Es bastante complicado, los estereotipos en general lo son. Sobre todo cuando la gente desconoce y no sabe del género. Cuando yo digo que rapeo, la gente se imagina a los artistas gringos porque es lo que los medios enseñan. Una vez que ya te escuchan y prestan atención a la letra eso cambia. Yo escogí el rap porque es la manera más cómoda que tengo de decir lo que pienso. Me siento cómoda haciendo rimas y rapeando, es mi herramienta. 

P: Entonces ¿si no fuera con el rap, sería con otro medio que estaría compartiendo sus ideas? 

N: Sí, por supuesto. Pues estudié danza, estudié fotografía en la universidad y desde niña tengo mucha relación con arte, estudié en el Conservatorio de Castella. Entonces siempre he encontrado en el arte la herramienta para expresarme y para lograr una transformación social o al menos una conciencia. 


P:¿Cómo es el ambiente del rap para las mujeres?

N: El ambiente ha crecido pero somos pocas chicas. Tal vez suene extraño pero también por ser pocas, es bastante aceptado dentro del movimiento. Más bien la gente me motiva. Yo siempre digo que tengo que decir lo que tengo que decir como ser humano, no como hombre o como mujer. Todos tenemos derecho a expresarnos y tampoco quiero que me categoricen como “es mujer y que chiva que haga esto”. Pues no, soy sólo un ser humano más. Igual pienso que las mujeres somos el 50% de la población, tenemos nuestra visión y tenemos que decir las cosas. 

P: ¿No es más difícil para una mujer este género?

N: Pues eso también es un estereotipo, la gente asume que el hip hop es muy así. Pero para mí no ha sido tan difícil calzar como chica. He hecho bastantes colaboraciones con otros raperos.

La letras de Nativa tocan muchos temas.
FOTO: Ronald Pérez ampliar

P: ¿Cuáles son los temas de sus canciones?

N: La crítica social es lo que está más presente, la crítica política. La constante necesidad de querer que las cosas cambien y también la equidad de género. Otras son más de sentimientos cotidianos. Tengo influencias de muchos géneros, crecí escuchando rock, ska, punk. Me encanta rapear con otros géneros que no son hip hop, por ejemplo acabo de hacer una colaboración con un grupo de punk de acá que se llama Endemia. También estoy haciendo una canción que es como una mezcla con un beat más de salsa y son cubano. No me gusta tanto el hip hop tan purista. 

P:¿Cuál fue la primera canción que compuso?

N: La primera canción que compuse se llama Boom Boom y es sobre la autogestión. Yo soy la gestora de un centro cultural de la Cooperativa Sulá Batsú y toda la vida he trabajado de manera independiente y autogestionaria. Entonces esa canción trata sobre eso, sobre la posibilidad de sobrevivir haciendo lo que le gusta. 

P: ¿Cuáles proyectos están en camino? 

N: Quiero sacar un EP, y estoy en ese proceso. Estoy haciendo colaboraciones con varias bandas. Pero voy haciendo lo que va naciendo, no quiero hacer nada por presión. Yo uso el rap para transmitir lo que pienso, pero tampoco quiero tener la presión de producir algo. 


Créditos:Producción Jairo Barrantes / Maquillaje y peinado Velvet Salas / Vestuario  Simán Referencias: Simán (Tel.: 2505-3300)

PUBLICADO: 24 de Noviembre, 2014 AUTOR: