El tenor Joaquín Yglesias conquista con su voz

  • Conversemos

  •  

Habrá que echarle un poco de culpa a sus ojos verdes y a su carisma, sin embargo, es su voz y su talento lo que se lleva todos los créditos de haber convertido a Joaquín Yglesias es uno de los hombres que más suspiros genera entre las ticas.

Es arquitecto y músico, ambas carreras las estudió en la Universidad de Costa Rica (UCR). El canto lo perfeccionó en una escuela de Roma, Italia. Define su género musical como una mezcla entre lo lírico y lo popular, un intermedio que le permite sacar lo mejor de cada área. Este trabajo lo quiso plasmar en un disco titulado “Tierra”.

Cantante Joaquín Yglesias
FOTO: Rónald Pérez ampliar

P: ¿De dónde sale el talento?

J: El talento es algo que se trae y con el trabajo se perfecciona. Uno nace con una voz con ciertas disposiciones pero hay que educarla por años para llegar a un nivel profesional. 

P: ¿Además del canto, qué otras pasiones lo entretienen?

J: Mi vida es la música, de eso no hay duda, pero hay otras cosas que me gustan. Soy arquitecto y la arquitectura es una rama que también me apasiona. Además, me gusta el cine y el deporte; soy muy bueno en ping pong, tengo que admitirlo. También me encantan los viajes, cuando puedo ahorro y tomo un avión; soy como un carajillo, amo Disneylandia.

P: ¿Cómo recuerdas tu infancia?

J: Yo me crié en una finca en Turrúcares de Alajuela, lo mío era levantarme a las seis de la mañana para montarme en una bicicleta y embarrialarme de pies a cabeza. Yo aprendía a andar en bici -aunque nadie lo crea-, a los dos años, sin rodines. Un poquito más grande, me entusiasmó el fútbol e iba mucho al estadio de la Liga. Yo pensaba que yo me iba a hacer futbolista y entré en uno de los equipos, yo era muy bueno, era delantero, pero recuerdo que me dejaron por fuera porque no era parte de la argolla.

P: ¿Cómo pasó de la bici sin rodines y el fútbol al canto?

J: Yo siempre cantaba, en el baño, en la casa... a mi papá se le ocurrió que yo era afinado. Uno de mis hermanos mayores estaba en clases de canto y papá le pidió que me llevara con él. El profesor Danilo Chaves me dijo que yo reunía muchos factores favorables para hacerme cantante, como la voz, el sentido rítmico, la musicalidad, etc. Empecé a ir a clases y al poco tiempo, me becaron. Rapidísimo me empecé a apasionar por el canto, en mi casa siempre se escuchaban óperas y canto lírico.

P: ¿ Qué lo motivó a lanzar su propio disco?

J: Llega un momento en que uno se cansa de hacer lo mismo y de recibir órdenes de otras personas. Quería hacer algo mío, dejar un legado y hacer una carrera de lo que a mí me gusta, es decir, es mezclar lo lírico con la música pop.

P: ¿Cómo describe este álbum?

J: Lo comparo con un carro crossover, es un que no es ni un automóvil pequeño ni una camioneta enorme, es una mezcla cómoda. Mi intención fue hacer un catálogo de piezas que me definen y con las que quiero que la gente me relacione de ahora en adelante; y también, que sean excelentes canciones, son temas íconos que han sido modernizados. 

P: Recientemente estrenaste un video, grabado en Nueva York

J: El video es de la primera pieza del disco, llamada “El Mundo”, del compositor Jimmy Fontana. Televisora de Costa Rica produjo el videoclip, se grabó en Manhattan porque la letra describe un lugar donde hay mucha gente que se cruza y se entrelazan sus historias. Esa sensación se respira en Nueva York.

 

P: ¿Qué sigue en su carrera?

J: Represento a mi país y quiero representarlo bien. El próximo año viene con grandes proyectos, espero concretar una fusión de jazz. Además, una de las productoras más grandes de Europa se interesó en mí y es probable que haya otro lanzamiento de un nuevo disco a nivel global.

PUBLICADO: 17 de Noviembre, 2014 AUTOR: