Super man: obra que repiensa la masculinidad

  • Conversemos

  •  

Un hombre baila una canción de reggaeton que dice "agarrala, pegala, azotala, pegala" en el escenario. Luego empieza su hipnosis para convertirse en un macho alfa y estar un poquito más cerca de ser Super Man, el hombre que todo lo puede, el fuerte, el genial y el poderoso. Sin embargo, muchas cosas no están bien y él las va a descubrir.

Se trata de la deconstrucción de la masculinidad en el monólogo Super man (todas son mis hijas), del Teatro Restaurativo con el apoyo de la Compañía Nacional de Teatro. Una obra que además se presentará de manera regional en Guatemala, Uruguay, El Salvador, Honduras y Panamá con diferentes actores que se unieron al proyecto.

La idea surgió el año pasado cuando Martín Porto, quien además interpreta el monólogo en el país y en Panamá, tuvo la inquietud de realizar esta obra debido a ser padre de tres hijas y sentir la violencia que viven ellas en la sociedad actual.

"Martín me llamó para proponerme este proyecto, me contó que como hombre tenía mucho interés en cuestionarse, interpelar su masculinidad y el orden actual de este mundo" explicó Mariela Asensio la directora y guionista.

Por medio de canciones, videos y textualidad, el show reflexiona temas de violencia de género y masculinidad de manera poderosa. El actor grita: "¿Cómo les explico a mis hijas que a las mujeres se las traga la tierra?", mientras la introspección se hace más intensa y propone cambios de pensamiento e impacto importante en sus espectadores.

Doce mujeres mueren al día por el hecho de ser mujer en Latinoamérica y el Caribe. Esta obra es necesaria en un momento de tantísima violencia y normalización que todavía afecta a miles de personas, sin importar si son hombres o mujeres.

Preestreno de Super man (todas son mis hijas)

Cuándo: del miércoles 26 al domingo 30 de abril

Dónde: Sala 1887, CENAC

Horario: 8 p.m.

Precio: ₵5000 general y ₵2500 para estudiantes y ciudadanos de oro.

Reservaciones : 8419-5596

Más información: Super Man, todas son mis hijas