Conozca a cuál arcángel pedirle ayuda según sus necesidades

  • Conversemos

  •  

A la redacción de revista Perfil nos visitó la más famosa angeóloga de Suramérica, Tibisay Cornacchia. Ella visita nuestro país para dar conferencias y talleres sobre sus conocimientos en terapias holísticas y ángeles.

Además de estudiosa de los ángeles y arcángeles, Cornacchia es consteladora multidimensional (basados en los principios de Bert Hellinger), angeóloga (certificada de Charles Virtue), terapeuta craneosacral y terapeuta familiar. 

Para ella, sus conocimientos deben ser universales, pues todos tenemos acceso al poder de un ser supremo, a quien ella llama Dios pero asegura que podría llamar Alá, Jehová, energía, etc.

“Todos tenemos la capacidad de trabajar con los ángeles; ellos están ahí para quienes deseen conocer de su sabiduría y su luz. Sus enseñanzas no son exclusivas de un grupo, ni necesitamos ser especial para trabajar con ellos, solo el deseo de nuestro corazón de conectarse, nos llevará a un mundo maravilloso de milagros y señales.  Los ángeles no pueden cambiar el futuro, pero te ayudaran  a encontrar herramientas para tu sanación, son enviados de Dios para ayudarnos”, puntualizó la angéologa.   

Según Cornacchia, la manera de correcta de pedirles ayuda dándoles permiso para que trabajen con nosotros. Así: “Amado arcángel, le pido su presencia en mi vida y le doy permiso para que trabaje en ayudarme”. 

Eso no quiere decir que si se nos olvida el nombre de algún arcángel, no nos van a ayudar. Según la angeóloga, todas las personas tenemos un ángel guardián que intercede por nosotras y que está pendiente de nuestras peticiones y necesidades. Sin embargo, si usted desea ser más específica puede tener en cuenta la función de los siete arcángeles más famosos.

  • Arcángel Miguel: es el jefe de los guerreros de Dios y con su espada ayuda a cortar toda la energía discordante como envidia, ira, rabia, dolor, ya sea con uno mismo o hacia otras personas.
  • Arcángel Rafael: es el arcángel de la salud mental, física y espiritual. Se pide al arcángel Rafael para que ayude a entender el porqué de las enfermedades, porque las enfermedades son emociones mal manejadas. 
  • Arcángel Gabriel: ayuda a los estudiantes, los jóvenes en el colegio, los artistas, los poetas, las personas que trabajan con la creatividad. Él es el arcángel de la anunciación pues fue quien avisó a la Virgen María de su estado de embarazo, por ello también se el conoce como el arcángel de las buenas noticias y la alegría.
  • Arcángel Uriel: Es el arcángel del dinero, pero no es capaz de cambiar la vida de las personas. Él ayuda pero cada quien también tiene que poner de su parte para trabajar en sus metas. El arcángel Uriel ayuda a sanar lo que en la historia familiar de cada quien representa el dinero. En Costa Rica hay un dicho poco agradable que dice que “quien nace para maceta no sale ni del corredor”, eso no es cierto pero para surgir primero hay que modificar esos pensamientos derrotistas con ayuda del arcángel Uriel. Una vez que se logre sanar esa historia o esas creencias, la abundancia del universo llegará. Se debe saber que abundancia no es solo un fajo de billetes, sino también una amiga que nos invita a la playa, un compañero que nos invita al almuerzo, una buena oferta en el supermercado, un ascenso en el trabajo, etc.
  • Arcángel Chamuel: Es el arcángel del amor, quien nos invita a amarnos a nosotras mismas y aceptarnos tal y como somos. Además, influye en la historia familiar sobre las relaciones de pareja, las creencias sobre la sexualidad, el placer, el amor por el amor.
  • Arcángel Raziel: Es el guardador de los grandes secretos y el arcángel de los misterios. En nuestra familia hay muchos secretos y eso hace que se repita la historia, por ejemplo, si hubo un ancestro con historial de alcoholismo es posible que un miembro de la familia llegue a padecer de esa enfermedad, porque son asuntos que se esconden y no se enfrentan. El arcángel Raziel nos ayuda a descubrir las verdades y superar la historia.
  • Arcángel Yosiel: Es el de la sabiduría divina y la intelectualidad, nos ayuda a abrir la mente a lo nuevo: la nueva era, los ángeles, las terapias, las meditaciones.

Fuente: Tibisay Cornacchia, angeóloga, consteladora multidimensional y terapista craneosacral.

PUBLICADO: 24 de Marzo, 2017 AUTOR: