Deje de medir su éxito por los aciertos de otros

  • Conversemos

  •  

El éxito no es casualidad. Con esa frase el conferencista Sixto Porras introduce un concepto totalmente personal.

Según Porras, director de Enfoque a la Familia, el éxito es un proceso en la vida que no debe medirse a partir de las definiciones de colegas, familiares o amigos cercanos.

“Ser exitoso no tiene nada que ver con posición social, económica, no se asegura por nacer en cuna de oro”, detalló.

“Es un derecho y privilegio que tenemos todos, y no se puede estigmatizar ligado con la belleza, inteligencia o habilidad deportiva”, aclaró Porras.

En el campo laboral, un empleado feliz deja ganancias.

“Muchas compañías miden el ‘buen estado emocional’ para aumentar su efectividad y ante el ‘mix’ de generaciones en un mismo lugar”, dijo el consultor sobre carreras, Miguel López.

“Estas mediciones dan a luz resultados inesperados en cuanto a la mejora, no solamente del clima interno, sino también en el resultado financiero de las empresas cuando existe un clima positivo”, agregó López.

Maquillaje para mujeres que usan anteojos
FOTO: Shutterstock.com ampliar

El experto aclaró que la felicidad en el trabajo no solo se genera por políticas internas o estratégicas de la compañía, sino “por todo lo que hacemos para lograr resultados que nos satisfagan”.

Por su parte, Sixto Porras aconseja que cada uno defina su concepto de éxito.

“No debemos dejarnos influenciar por lo que significa el éxito para otros, porque alguien podría decirte que es llegar al primer millón de dólares; para otros sea llegar a disfrutar de la familia al final del día”, explicó.

“El éxito no es casualidad no tiene ningún proselitismo religioso, mi trabajo es ser un entrenador para el desarrollo humano”, aseguró Porras, quien dará una charla sobre el tema este martes 18, a las 7 p. m., en el Teatro Espressivo (informes 2277- 7373).

Con el apoyo de ambos expertos, la revista Perfil le brinda las ventajas demostradas de contar con empleados felices en la oficina.

1. Mejora el trabajo en equipo.

2. Aumenta los niveles de creatividad.

3. Optimiza los niveles de servicio al cliente.

4. Se nota más optimismo en la oficina y en el grupo.

5. Existe una mayor apertura y capacidad de resiliencia.

6. Mayor logro de resultados esperados en la oficina.

7. Menor rotatividad y disminución de tasas de ausentismo.