Enfocarse solo en el cumplimiento de metas desencadena frustraciones

  • Conversemos

  •  

Proponerse ser una persona exitosa no tiene por que ser algo negativo. Lo malo de la historia inicia cuando las personas olvidan disfrutar el proceso y se enfocan únicamente en el momento exacto en el que se logran los objetivos.

Dejar a un lado este pequeño detalle del cuento y obsesionarse por alcanzar la meta no solo puede dificultar su cumplimiento, sino que se convierte en foco de frustración, ansiedad e inseguridad.

Enfocarse solo en lo que logra es un error entre quienes se proponen a alcanzar una meta.
FOTO: FreeJPG ampliar

La psicóloga Sandra Ayales explica que estas consecuencias negativas se dan por vivir pendientes de que todo absolutamente todo salga bien, en especial en aquellas personas perfeccionistas.

"Se va creando una autoestima "alta mala", en el sentido de que es falsa, depende de un gran esfuerzo", dice la experta.

Al respecto, el psicólogo clínico Jeff Szymanski, instructor asociado de psicología en la Escuela de Medicina de Harvard, advirtió mediante comunicado que quienes no orientan correctamente la necesidad de ser perfeccionistas pueden caer en ansiedades.

"El núcleo de todo el perfeccionismo es la intención de hacer algo así. Si usted puede mantener el ojo en la intención y el resultado deseado, ajustando su estrategia cuando se necesita, usted está muy bien .... Pero cuando no puede tolerar cometer un error, cuando su estrategia es no cometer errores, que es cuando el perfeccionismo comienza a virar en la dirección equivocada. En su forma más grave, el perfeccionismo puede dejarlo incapaz de completar cualquier tarea por miedo a cometer un error", comenta Szymanski.

Depresión o frustración son solo dos de las consecuencias de enfocar negativamente el perfeccionismo.
FOTO: FreeJPG ampliar

Este comportamiento obsesivo por lograr lo planteado puede afectar las relaciones interpersonales, debido a que en estos casos se mantiene solo las "amistades utilitarias", aquellas que se toman en cuenta solo si aportan valor puntual al proceso.

Para evitar caer en este tipo de errores la psicóloga cree que es necesario modificar la definición de éxito y entender que éste se compone de los pequeños logros que se van acumulando en la vida.

PUBLICADO: 06 de Abril, 2015 AUTOR: