20 de marzo Día Internacional de la Felicidad

  • Conversemos

  •  

" El pimer mandamiento debió haber sido ¡Sea feliz!!" eso lo dijo una sabia mujer hace mucho tiempo. También lo dijo el Dalai Lama al señalar en su libro El arte de la felicidad que: "El propósito de nuestra vida es buscar la felicidad". Don Bosco advertía a sus jóvenes que la santidad consiste en estar siempre alegres.

La Declaración de Independencia de Estados Unidos del 4 de julio de 1776 recoge el derecho a ser feliz como uno de sus principios fundamentales. España y también Brasil han incluido en sus constituciones a la Felicidad como un derecho fundamental. Un caso de referencia es Bután, un país que mide su productividad con el índice de Felicidad Interna Bruta y así se van sumando experiencias a favor de la felicidad. 

Para lograr esta transformación de la humanidad y pasar del sufrimiento a la felicidad, las Naciones Unidas declararon desde el 2011, el Día Internacional de la Felicidad, el cual se celebrará todos los 20 de marzo. Es un esfuerzo por alentar a los Gobiernos a pensar en políticas públicas que hagan que la gente esté más satisfecha con la vida. ¡Todos estaremos de acuerdo de que esto es muy importante!.

"La felicidad puede tener significados diferentes para cada persona, pero creo que todos podemos estar de acuerdo en que su logro implica trabajar para poner fin a los conflictos, la pobreza y otras circunstancias desafortunadas en las que viven tantos de nuestros semejantes", explica el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

El 20 de marzo es el Día Internacional de la Felicidad
FOTO: Shutterstok ampliar

Aquí unas pistas para lograr una felicidad verdadera:

  1. No se compare.
  2. Busque la satisfacción interior.
  3. Practique la compasión: es en mucho lo que nos ayuda a hacer felices a otros. La compasión es nuestra habilidad de ver lo bueno en otros (sin excepciones) y tratarlos dignamente, entendiendo la humanidad que guía sus acciones y reduciendo nuestras expectivas egocéntricas hacia ellos. Casi todas las tradiciones espirituales y religiosas giran en torno a la compasión por el prójimo.
  4. Procure su formación espiritual.
  5. Luche por la felicidad cuando un gobierno, organización, grupo  o persona pretenda robarla.

Cada persona es feliz de una o otra manera, así que ya sea dando un paseo por la ciudad, abrazando a la persona que más se quiera, o leyendo. Todos tenemos la misión de descubrir la felicidad y vivirla al máximo. Pero no solo hoy sino todos los días. Sonrría es su derecho, la vida es la oportunidad de ser feliz, así que aprovéchela. 




PUBLICADO: 20 de Marzo, 2014 AUTOR: