Job crafting: pequeños trucos para pasarla mejor en el trabajo

  • Conversemos

  •  

Puede ser una enfermera que intenta combinar sus turnos con los de sus colegas favoritas y ahora va con más gusto al trabajo. O un cocinero que se ve como un artista desde que intenta preparar platos creativos. Quizá ellos no lo saben, pero los dos están empleando la misma técnica: se trata del "job crafting" o "establecimiento creativo del puesto de trabajo" y se aplica cuando las personas emprenden pequeñas modificaciones en sus trabajos.

"El efecto puede ser considerable: quien reconoce los márgenes de juego en su trabajo tiene una sensación más fuerte de autodeterminación", dice la psicóloga alemana Ilona Bürgel. "Esto puede reducir el estrés y evitar el burn-out". Además, quien se divierte en su trabajo se compromete automáticamente más y tiene más éxito.

Es así como muchas personas creen que el "job crafting" se convierte en un factor económico. "Los empleados del futuro no buscan un trabajo perfecto, sino que buscan moldearlo un poco de acuerdo a sus fortalezas personales e intereses", dice Eva B. Müller, que tuvo importantes puestos en empresas internacionales y trabaja ahora entrenando gente.

Los cambios que emprendan los "job crafters" no tienen por qué ser grandes. Los expertos afirman que hay que responder cuatro preguntas. "En primer lugar, ¿en qué trabajo? Esto se refiere a las tareas. En segundo: ¿con quién trabajo? Pueden ser colegas o clientes. Y tercero: ¿cómo veo mi trabajo? Esto tiene que ver con una actitud interna", explica la asesora Frauke Schmid-Peter. "La cuarta pregunta es: ¿dónde y cuándo trabajo? Contexto, lugar y tiempos de trabajo son ejemplos de ello".

¿Cómo comenzar el cambio?

Para un buen "job crafting", Schmid-Peter recomienda anotarse durante un plazo más bien largo todas las tareas que se hacen en la rutina diaria. Luego se puede meditar acerca de cuáles de todas estas tareas proporcionan placer y cuáles roban energía. "En el caso de tareas que no gustan los empleados deben tratar de reducirlas o ver si hay colegas a los que les gustan más y pueden hacerlas por uno", dice Schmid-Peter.

Cuando los empleados modifican la actitud interior con la que abordan su trabajo, se produce lo que Müller llama "mental shift", es decir, un desplazamiento mental. Esto significa que se le atribuyen al trabajo o a determinadas tareas un sentido especial. "Un enfermero de emergencias, por ejemplo, puede lograr recursos mentales y corporales si toma consciencia de que su trabajo ayuda a muchas personas", explica Müller.

Sin embargo, los trabajadores siempre deben tener en cuenta que si los cambios que van a emprender también afectan a otros es mejor hablar con los colegas y jefes.

Y si bien las consecuencias a largo plazo del "job crafting" son positivas, Müller señala que el proceso puede estresar a corto plazo debido a actividades nuevas o adicionales o nuevos contactos sociales. "Pero no hay que preocuparse, se trata de un proceso bien normal cuando las personas aprenden y prueban cosas nuevas".