Aprenda a administrar sus finanzas durante navidad

  • Conversemos

  •  

Navidad es época de aguinaldo pero también de regalos, fiestas, compra de vestuario, adquirir artículos para el hogar, pagar marchamos, etc.

Por eso, es importante realizar un presupuesto de gastos e ingresos del mes de diciembre y de los meses siguientes.

Además de controlar nuestro dinero, debemos aprender a controlar nuestros impulsos pues en estas fechas los comercios que vuelven más atractivos que nunca.

Antes de salir a comprar los regalos, haga una lista de las personas a las que le desea regalar y lo que quiere obsequiar.
Antes de salir a comprar los regalos, haga una lista de las personas a las que le desea regalar y lo que quiere obsequiar. FOTO: Shutetrstock.com ampliar

Comprar por comprar

Hay personas que no se pueden contener ante un anaquel, a pesar de que no necesiten el artículo o incluso, que no tengan cómo costearlo. A eso se le llama trastorno de compras compulsivas (TCC). La mayoría de las pacientes con este síndrome son de sexo femenino (aproximadamente, el 80 %).

¿Me compro el bolso? ¿Sí o no? La respuesta debería obtenerse tras analizar las necesidades, la utilidad del objeto, la calidad, el precio, los valores extra que me aporta (elegancia, comodidad, estilo, etcétera). Sin embargo, para una persona compulsiva tiene razones equivocadas por las cuales se adquiere un artículo: calmar el sentimiento de inferioridad, de enojo, de abandono, de frustración, etcétera.

Cuidado con las deudas

Comprar por comprar puede hacer que incurramos en deudas, en especial cuando tenemos un impulso que no podemos controlar, poco dinero y una tarjeta de crédito a mano. Sin embargo, no hace falta ser compradora compulsiva para lidiar con deudas. Navidad también es una época de muchos compromisos, y a veces echamos mano del dinero que no tenemos.

Sobre deudas se debe tener claro dos cosas:  primero, cuánto tengo que pagar cada mes por todas estas deudas, incluyendo lo que se paga en intereses y en cancelación de la deuda (amortización); segundo,  calcular qué porcentaje representa el monto anterior con respecto a mi ingreso mensual.  

Lo ideal es que el pago por deudas no sea mayor al 30 % del ingreso mensual,  para realizar con holganza los otros gastos del hogar.

Aprovechar el crédito

Comprar a crédito es una posibilidad, incluso positiva si se lleva con el orden adecuado. Las tarjetas de crédito son un medio moderno de pago y una fuente de financiamiento, algunas cuentan con  programas de lealtad que benefician a los usuarios con premios. 

Lo importante es informarse de su uso, cuál es la tasa de interés que cobran y cuánto se debe pagar cada mes.  Además, hay que tener muy presentes las fechas de pago.

Con esta información se debe calcular la posibilidad de pago de la tarjeta más las otras deudas que se puedan tener. En conclusión, la tarjeta de crédito hay que usarla –como cualquier otro instrumentos financiero— inteligentemente y en en forma planificada.

Si del todo, considera que no logrará tener cuidado con el crédito durante la época navideña, mejor no use este método de pago. Un tip es dejar la tarjeta de crédito en casa y pagar en efectivo; esto le ayudará a saber en todo momento hasta dónde puedes llegar con sus gastos.


La cuesta de enero
Para empezar bien el año podemos dedicar parte del aguinaldo a liquidar las deudas. 

Cada persona tiene que plantearse si tiene un gasto no previsto, como por ejemplo, que se le dañe su vehículo y que tenga que hacerle una reparación costosa. Todo esto entonces lleva a pensar en la necesidad de tener algún ahorro para enfrentar imprevistos.

Tener un ahorro constante y ser precavido con el gasto del dinero, le ayudará a subir la famosa cuesta de enero sin ninguna dificultad.
 
Fuentes: Eida Redondo, Siquiatra / Ronulfo Jiménez, economista / Ministerio de trabajo / Consumo inteligente.