Cinco tips para empezar bien el día

  • Conversemos

  •  

Hay maneras y maneras de despertar. Salir de las cobijas suele ser una de las labores más difíciles del día, pero algunos consejos harán que las sábanas se despeguen más fáciles y que el día esté impregnado de buenas vibras.

Además, recuerde que “al que madruga, Dios le ayuda”, levantarse temprano marcará la diferencia para poder seguir estos tips al pie de la letra y mantenerse de buen humor hasta la noche.

1. Lo primero es despertar con sonidos agradables. Olvídese del despertador loco y bullicioso que la levanta con un sobresalto. No solo es desagradable y le provocará mal humor durante el día, sino que también puede ser peligroso para su corazón. Procure amanecer con una canción suave o sonidos del bosque, algo que la traiga poco a poco de vuelta a la conciencia. 

El reloj retro, combinado con madera y colores vibrantes logra un efecto perfecto para un espacio arriesgado. BoConcept
FOTO: Germán Fonseca ampliar

2. Reconozca su cuerpo y siéntase viva. Al despertar, estírese, respire profundo, mueva sus dedos, sus manos, sus piernas, sus pies y su tronco, vaya activando todos los músculos para enfrentar los retos que vienen.

3. Báñese. Nada más delicioso que empezar el día con un relajante baño. Use jabón con aromas que sean agradables para usted y aproveche mientras está bajo el agua para darse un masaje con la esponja. Si quiere una inyección de energía, escuche música alegre mientras se ducha y al finalizar el baño, dese un chapuzón en agua fría. Despertará todos sus sentidos.

4. Desayune. Un café, frutas y tostadas marcarán la diferencia. Esta primera comida es necesaria para empezar el día con energía y buen ánimo. Además, un rico desayuno es una gran motivación para dar ese brinco fuera de la cama.

5. Sea optimista. Recuerde la ley de la atracción: “atraemos lo que pensamos”, si usted se mentaliza que tendrá un buen día y todo saldrá bien, es muy probable que así suceda. La mente es poderosa.

Fuentes: Uncomo.com y WikiHow.

PUBLICADO: 27 de Agosto, 2014 AUTOR: