Claves para fomentar el liderazgo en sus hijos

  • Conversemos

  •  

El instinto de protección de los padres hacia los hijos puede desembocar en resultados negativos cuando se trata de propiciar valores de liderazgo.

Así lo alerta el experto en desarrollo de talento, Tim Elmore, fundador de la organización Growing Leaders que ayuda a los jóvenes a convertirse en líderes.

Autor de 25 libros sobre el tema, Elmore suma una audiencia de 300.000 asistentes en las charlas dadas en universidades y centros educativos de Estados Unidos, señala su sitio en Internet.

Para fomentar hijos que sobresalgan durante sus vidas personales y profesionales, este experto aconseja evitar los siguientes siete pecados durante las demandantes labores de crianza:

Los niños necesitan experimentar y equivocarse.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

1. No dejar que los niños experimenten el riesgo: el exceso de seguridad hace que el niño no arriesgue porque siente miedo de realizar tareas fuera de su burbuja de protección parental.

2. Rescatar demasiado rápido: si cada vez que su hijo necesita ayuda, se la brinda, incluso, antes de que la pida; el niño no aprenderá a resolver sus problemas por sí mismo.

El niño necesita aprender a resolver sus problemas por sí mismo.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

3. Mostrar entusiasmo con facilidad: si, ocurra lo que ocurra, su hijo siempre ve que, para usted, es el ganador; en un futuro, no se sentirá cómodo al afrontar una tarea difícil o incluso una derrota.

4. Recompensar cada logro: este un error que cometen muchos padres, sobre todo, quienes tienen varios hijos. Muchas veces, los padres incluso solo recompensan al niño que logró una meta, mientras el otro aguarda largo tiempo por su muestra de apoyo. Tampoco se aconseja dar regalos materiales porque, así, los niños no experimentarán la motivación intrínseca, ni el amor incondicional. 

5. No compartir los errores del pasado: es positivo contarle a los hijos las tareas que usted no hizo bien cuando tenía su edad, de esa forma, podrá mostrarle cómo enfrentar un problema y le enseñará la lección aprendida.

6. Confundir inteligencia, talento e influencia con madurez: es un error confundir la inteligencia u otras habilidades con la madurez. Un ejemplo claro es cuando un famoso desempeña un trabajo a la perfección -como actor, cantante, locutor, etcétera-; pero, luego no sabe cómo interactuar en público. 

7. No practicar lo que predica: los padres tienen la responsabilidad de servir como modelos para la vida que añoran deben seguir sus hijos. Por eso, como líderes a seguir, siempre deben emplear palabras honestas.

"El exceso de seguridad hace que el niño no arriesgue porque siente miedo de realizar tareas fuera de su burbuja de protección parental."