El estrés en niños, un mal moderno

  • Conversemos

  •  

Quizás usted piense que sus hijos están pasando por una etapa diferente y no los entiende, pero es bueno saber que ellos también sufren de estrés y existen muchos factores y situaciones en la vida que les causa esto.

Además, en los últimos años se ha aumentado la presión sobre los pequeños: que aprendan varios idiomas, que están al tanto de lo último en tecnología, que conozcan al nuevo youtuber o influencer de las redes sociales, que practiquen al menos un deporte, que destaquen en alguna disciplina, etc.

Todas estas presiones sociales y familiares pueden producir estrés, es decir, un sentimiento de tensión física o emocional. Puede provenir de cualquier situación o pensamiento que le haga sentir frustrado, furioso o nervioso. En pequeños episodios puede ser positivo, pero no es normal estarlo siempre.

Las factores más comunes como detonantes de estrés en niños son: cambios en su día a día, un divorcio, la muerte de alguien cercano, la sobre exigencia en sus estudios tanto propia como por parte de los padres, el bullying e inclusive la tecnología, como lo hemos mencionado.

La sicóloga infantil Andrea Aguirre indica que es bueno tener una amplia comunicación con los niños y validar lo que ellos tengan para decir, es importe que hablen de todo para que así sepan lo que pasa en sus vidas.

"El uso de la tecnología, el hecho de los juegos en línea y competencias, hace que los niños se vean afectados, ellos pasan pendientes de estos aparatos y del estado de los juegos lo cual afecta el estado de ellos" concluyó Aguirre.

Otra de las cosas que más estrés les genera es el acoso en el colegio, la preocupación por la situación económica del hogar (tal vez conviene no mostrar la propia ansiedad paterna, aunque tampoco ocultar lo que sucede en casa) o peleas familiares, son otras situaciones que podrían provocarlo.

A las situaciones usuales con las que lidiaban los niños ahora se les suma la competencia por estar al tanto de lo último en tecnología o lidiar con el bullying.

No hay que dar por un hechos que los niños no tienen preocupaciones solo por ser niños, ellos saben lo que sucede a sus alrededores, por lo que es bueno tomarse el tiempo de explicarles bien las situaciones que para los miembros de la casa pueden ser problemáticas.

Tal vez los padres al ver que los niños cambian en ciertas conductas piensen que se ha vuelto caprichosos, pero no siempre es así, es importante que noten los síntomas, si de repente padece de insomnio, la comida ya no le apetece como antes, lo retan constantemente, se ha vuelto negativo o simplemente no se comporta de manera normal.

Es muy importante no pasar esto por alto, en situaciones de muerte o divorcio el tiempo de recuperación es largo, pero si continúa por varios meses lo mejor es buscar a un especialista que pueda indicar cómo tratar estos síntomas.

Varias de las recomendaciones que la experta nos compartió fueron, tener una mejor comunicación con los niños, no ignorar lo que ellos estén pasando, el tener tiempo compartido es muy importante ya que al tener el espacio ellos se pueden manifestar o los padres pueden notar la conducta que presentan.

Asimismo, enfatizó el hecho de lo importante que es validar lo que ellos como niños dicen, ya que a partir de esto los padres pueden determinar si algo les está causando estrés.

Como últimas recomendaciones, la sicóloga indica que es bueno darle importancia a un horario, organizar el tiempo de ellos, mostrarles lo importante que es dividir su día para cumplir con todo o con gran parte de ello.

Yoga: una forma de ayuda

El practicar yoga para los niños es una manera de apoyarlos para salir de ese estado de estrés. La instructora de yoga Paola Esquivel explicó que con los niños se trabaja diferente, con cuentos, canciones, actividades y juegos, los cuales tienen un significado; no es solamente jugar por jugar. Esto les ayuda mucho en tranquilizarse y tener mayor conciencia de una adecuada respiración.

"A través del yoga, los niños ejercitan su respiración y aprenderán a relajarse para hacer frente al estrés, a las situaciones conflictivas y a la falta de concentración, problemas tan evidentes en la sociedad actual. El yoga les ayudará en su largo camino hacia el dominio físico y síquico", explicó Esquivel.

Una de las finalidades de ello es volver a conectar a los niños con la unión, reconocer los sentimientos, que ellos sepan por qué se sienten así, se trabaja la motora fina, la concentración, las relaciones con los demás.

Causas del estrés

  • Divorcios, el que los padres se separen no es fácil para los hijos, más si en medio de ellos hay discusiones.
  • Acoso en la escuela o cibernético, es muy importante estar pendiente de esto ya que pasan todo el día en la escuela y esto sin duda es complicado de manejar para ellos.
  • Abuso de la tecnología, los niños desde tempranas edades están expuestos al uso de ella, es bueno que la utilice, pero debe tener un horario.

Recomendaciones

  • Siempre escucharlos y darle el valor necesario a lo que dice, es importante tomar en cuenta las decisiones de ellos entre ciertas actividades que quizás lo obligan a hacer y no le gustan.
  • Comunicarse con ellos es el punto más importante, explicarle las situaciones que los rodean.
  • Organizar el tiempo con ellos, los niños necesitan pasar tiempo con sus padres, es recomendable que salgan o que tengan actividades en común.

Fuentes: Paola Esquivel, instructora certificada de yoga (tel.: 2440-8800) y Andrea Aguirre, sicóloga infantil del hospital Clínica Bíblica (tel.: 2522-1000).