¿Por qué no funcionan sus propósitos de año nuevo?

  • Conversemos

  •  

Mientra desayuna, almuerza o cena otro tamal, ¿piensa que no importa porque en enero todo será diferente y en ese momento sí logrará bajar esos cinco kilos que se propuso en enero pasado? ¿Ha incluido entre sus propósitos de año nuevo hacer más ejercicio, pero ha decidido disfrutar de esos últimos días de vacaciones durmiendo un rato más por la mañana?

Si es así, hay una mala noticia: desde ya ha empezó a abandonar sus propósitos de año nuevo. La buena que puede revertir ese mal comienzo en un momento especial: ahora mismo.

"Los propósitos de año nuevo son un lindo ejemplo de cómo la gente te dice 'yo ya me concienticé, quiero que eso suceda', pero no hacen ningún esfuerzo de modificación de su realidad", señaló el psicólogo Allan Fernández.

Se recomienda enfocarse en el momento presente, en el ejercicio que está haciendo para que evite lesionarse y que este sea más efectivo, correr
Hacer ejercicio es uno de los propósitos de año nuevo más comunes. FOTO: Thinkstock ampliar

La gente le adjudica una carácter casi mágico al cambio de calendario; no obstante, según recalca Fernández, para nuestro cerebro no existe ningún cambio entre el 31 de diciembre y el 1.° de enero. La situación se torna más difícil si nos dejamos llevar por los excesos de comida, bebida y otros hábitos que muchos buscan revertir cada enero.

"La gente cree que los propósitos de año nuevo solo requieren un cambio motivacional y desconocen que si, por ejemplo, se consumen carbohidratos un mes completo, será difícil cuando sea primero de enero y se quiera extraer esos alimentos de los procesos metabólicos. El cuerpo va a resentir ese cambio", explicó el especialista. Lo mismo ocurre con el alcohol, el sedentarismo, etc. Un mes de excesos se traduce en una dificultad que puede conllevar un año de propósitos frustrados.

"Ese día para el cuerpo no es más que el día posterior a una seguidilla de días que has venido haciendo lo que dijiste que no ibas a volver a hacer. Por eso le cuerpo no tiene cómo sobrellevarlo", explicó el psicólogo.

"Cuando yo me digo que haré un cambio el 1.° de enero no le estoy diciendo nada al cerebro, porque este no puede vivir de promesas"

La otra razón para iniciar el proceso hoy mismo es que, para el cerebro, el futuro no existe. Puede recordar los eneros vividos o analizar el momento presente, pero no puede prepararse para el futuro. "El cerebro no tiene registro del mañana. Es como cuando Freud te explica que nadie puede soñar morir porque el inconsciente no sabe cómo es esa escena. Cuando yo me digo que haré un cambio el 1.° de enero no le estoy diciendo nada al cerebro, porque este no puede vivir de promesas", indicó Fernández.

Según explica el psicólogo, son tres los factores que propician la realización exitosa de las metas de año nuevo: el autocontrol, la motivación (esa razón para realizar un cambio en nuestra vida) y la formación de un nuevo hábito (para cambiar un hábito negativo hay que "caerle encima" con un positivo).

Antes de pensar en nuevas metas es útil preguntarse: ¿cómo va en la conformación de estos tres factores? Los días previos al nuevo año son un momento ideal para trabajar en ellos y irse preparando para un cambio gradual...y fructuoso.

Haga una lista de metas o cambios en su vida que espera y empiece por el más factible en el momento presente.
Haga una lista de metas o cambios en su vida que espera y empiece por el más factible en el momento presente. FOTO: Eyleen Vargas. ampliar

5 tips antes de levantar la lista de propósitos de año nuevo

1- La decisión debe ser personal. No aspire en un pantalón de una talla más pequeña para que los demás lo noten: propongaselo para que usted se sienta mejor.

2- Haga una lista de metas o cambios que espera en su vida y empiece por el más factible en el momento presente.

3- Antes de buscar lograr una meta, pregúntese qué está dispuesta a hacer o sacrificar para lograrla.

4- Conforme logra una meta, aumentará su autoestima, así que será más fácil continuar haciendo cambios en su vida.

5- Olvídese de las fechas. El 12 de octubre, el 8 de abril, un viernes 13…: cualquier día del año es bueno para mejorar su vida.




PUBLICADO: 22 de Diciembre, 2014 AUTOR: