Haga que la lactancia del bebé sea más fácil

  • Conversemos

  •  

Amamantar a un bebé es lo más recomendado para su alimentación y crecimiento. Al principio no siempre es fácil, pero todo se aprende con práctica, paciencia y amor.

 “La madre se puede sentir desmotivada porque  quizás hay un mal agarre de la boca del bebé al pezón, y en algunos casos se pueden agrietar. Además, puede haber buena producción de leche, pero si  no se coloca correctamente al bebé la lactancia no será tan sencilla como debería”, explica la pediatra neonatóloga Paula Buitrago de Clinykids en Torre Médica Momentum.

Por fortuna, la tecnología y el mercado ponen a disposición una serie de productos para hacer de la lactancia un proceso más sencillo, salubre y cómodo; aún para las más experimentadas.

Estos son algunos productos y artefactos que facilitan la alimentación del bebé durante los primeros meses de vida sin interferir en la vida cotidiana de mamá.

  • Protectores: Sirven para proteger la ropa de pérdidas de leche y evitar momentos incómodos, especialmente cuando los senos están muy cargados. Disponibles en versiones desechables para pérdidas mínimas y lavables para pérdidas excesivas.
  • Extractores de leche: son los artefactos con más innovación que presentan en el mercado. Los hay: eléctricos, manuales, con baterías recargables, para utilizar en ambos senos a la vez, los que reproducen el sonido del bebé o los que son más bien; silenciosos,  para el hogar o el hospital.
Este tipo de artefacto, permite que las madres que son profesionales puedan salir a trabajar sabiendo que su hijo será alimentado con la leche que previamente se extrajo y almacenó adecuadamente.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

  • Bolsas para almacenar la leche: son desechables, con medidas de capacidad y con espacio para etiquetar la fecha y hora de la extracción, asegurando la inocuidad, pues la leche materna puede ser almacenada en el congelador hasta por seis meses. Son muy útiles porque cuentan con cierre hermético y son resistentes al microondas.  
  • Compresas: las mamás pueden encontrar parches con diferentes contenidos como hidrogel, para dar alivio del dolor de los pezones.
  • Protectores de pezones: protegen los pezones agrietados de la fricción, dando tiempo al tejido mamario sensible para curarse.
  • Pezoneras: permiten dar el pecho al bebé a pesar de algunas dificultades como pezones planos, invertidos o adoloridos. Con ellas el bebé succiona en la posición correcta.
  • Formadores de pezones: preparan los pezones para la lactancia. La ligera presión hace que el pezón salga hacia fuera de modo que el bebé puede acoplarse mejor.
  • Accesorios portátiles: los extractores pequeños son los más fáciles de transportar en el bolso del bebé, sin embargo, el mercado también ofrece hieleras portátiles para transportar la leche en buena condición. Si se trata de dar la temperatura ideal también hay calentadores para chupones.

Con estas herramientas además es más fácil que en el proceso de alimentación del bebé también esté involucrado el padre para que la leche que se de al hijo sea siempre la leche materna.


Fuentes:
Dra. Paula Buitrago, pediatra neonatóloga de Clinykids, Torre Médica Momentum. Teléfono: 2271-49494 y Licda. Andrea Fiatt, nutricionista Locatel Costa Rica. Teléfono: 800 locatel



PUBLICADO: 07 de Agosto, 2014 AUTOR: