La soledad y el aislamiento social son causa de muerte tanto como la obesidad

  • Conversemos

  •  

Tanto, que en países industrializados se calcula que la soledad alcanzará proporciones de epidemia hacia 2030.

En un artículo publicado en el último número del mes en la revista Perspectives of Psychological Science, investigadores de la Universidad de Brigham Young (EE.UU.) advierten que, aunque vivir solo puede ofrecer comodidades y ventajas para un individuo, la salud física no está entre ellos, particularmente para los adultos menores de 65 años.

Los autores analizaron 70 estudios sobre la relación entre soledad y mortalidad, publicados entre 1980 y 2014. A partir de estas investigaciones, que abarcaron a 3,4 millones de personas, con un seguimiento superior a siete años, concluyen que las personas que al inicio del respectivo estudio vivían solas, estaban socialmente aisladas o se sentían solas, tuvieron más probabilidad de fallecer durante el seguimiento, independientemente de su edad, estado de salud inicial, grupo socioeconómico o duración del seguimiento.

Investigación revela la soledad y depresión es más mortal que la obesidad.
FOTO: Freejpg.com ampliar

La mortalidad fue 26% mayor para quienes se sentían subjetivamente solos, 29% para los que tenían escasos vínculos sociales con otros y 32% para quienes vivían solos.

"Esto es comparable con factores de riesgo bien establecidos que se asocian a la mortalidad", dicen los autores, refiriéndose al sedentarismo, obesidad, abuso de sustancias, conducta sexual irresponsable, heridas y violencia, entre otras.

"Por eso parece prudente agregar el aislamiento social y la soledad a la lista de preocupaciones de salud pública", señalan.

"Tenemos que empezar a considerar nuestras relaciones sociales más seriamente", dice la psicóloga Julianne Holt-Lunstad, autora principal del estudio. Sobre todo, considerando que "la evidencia actual indica que el elevado riesgo de mortalidad por falta de relaciones sociales es mayor que el de la obesidad".

Cultivar las relaciones personales es cuestión de cada quien.
FOTO: Freejpg.com ampliar

El psiquiatra Rafael Sepúlveda, académico de la Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Comunitaria de la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile, destaca dos abordajes para lograrlo. Activar las redes "a nivel individual, las personas deben ser capaces de activar y cuidar sus soportes sociales. Muchas veces estos -amigos, familiares, vecindad- están disponibles, pero las personas no los activan", dice Sepúlveda.

A nivel de sociedad, en tanto, se deben crear las condiciones que favorezcan las redes sociales. Esto incluye, por ejemplo, pensar espacios de esparcimiento y socialización en el diseño urbano.

Expertos concluyen que las relaciones humanas son tan importantes como un estilo de vida activo.