10 consejos para enfrentar al supermercado

  • Conversemos

  •  

Hacer las compras del supermercado es una tarea que puede parecer simple a primera vista pero, hacerlo bien a lo largo del tiempo, ajustándose al presupuesto, siguiendo el ritmo de la casa para que nada falte, tomando en consideración la salud de la familia y nuestra responsabilidad como consumidores, suma detalles que hacen de la ecuación una actividad más compleja.

Si no se tienen herramientas adecuadas los pasillos del supermercado pueden consumir demasiadas horas y demasiado dinero. 

Ayúdese siguiendo estos 10 consejos: 

1. Empiece con una buena lista de compras: la lista deberá ser reducida, debe contener solo lo básico y por ningún motivo la financie con la tarjeta de crédito. Apunte lo mínimo necesario para cubrir el consumo de dos semanas o un mes.  

2. Tarea conjunta: la lista de compras debe ser construída por todos los habitantes de la casa de forma conjunta.  Una hoja y un lapicero cerca de la alacena permite que todos puedan hacer la anotación en el momento exacto que algo se termina. 

3. El menú: una buena lista solo es factible de construir cuando esta toma en consideración los gustos y constumbres de quienes viven en la casa. Empiece listando los productos necesarios para contruir un desayuno, almuerzo y cenas de consumo usual. 

4. Agregue un menú de emergencia: sume a la lista lo necesario para solucionar una cena o almuerzo rápido. Algo fácil y simple que sea delicioso pero fácil de preprar. 

5. Evite lo tóxico: lo que no se puede comer, es mejor que no se lo ponga, ni lo use. Este principio de  medicina ayurvédica, ayuda a guiarse en los pasillos de productos de limpieza y belleza. Prefiera lo simple, natural y poco procesado. El bicarbonato de sodio, la miel, el aceite de almendras, la manteca de cacao y el vinagre pueden sustituir productos de limpieza y además bajar la factura. 

6. Frecuencia máxima: cuando tenga el gasto y consumo de víveres controlado, logrará visitar el supermercado una única vez al mes para la compra de productos no perecederos. Tendrá sí que escoger un mercado o supermercado,  para comprar frutas y verduras de forma quincenal.

7. Evite distracciones: limítese a su lista. Si la guía no se respeta, esta pierde todo el valor agregado que sumó a su construcción. Deberá superar varias pruebas pues el recorrido por los pasillos, las ofertas y el orden en los anaqueles están diseñados para tentar.  

8. ¿Cuál supermercado?: definir con certeza uno más caro o más barato es una tarea casi imposible, no se desgaste, depende en mucho de los productos que se compren, pero periódicamente el Ministerio de Economía, Industria y Comercio ( MEIC) publica la lista de supermercados más caros y más baratos para hacer la compra de la canasta básica. (La última es de febrero del presente año). Use el listado como referencia.  

9. ¿Cuál marca?: siga la tradición, una buena idea es empezar confiando en las marcas que han gustado por muchos años y satisfecho por calidad y precio a su familia (padres y abuelos). Poco a poco pruebe. 

10. La próxima será una mejor compra: conozca el territorio, compare precios y marcas, con cada compra logrará mayor experticia. Siempre recuerde evitar el plástico en cualquier tipo de empaque y hágase de sus bolsas de tela.


PUBLICADO: 19 de Diciembre, 2013 AUTOR:

Etiquetas