Aloe vera: un tratamiento refrescante para una piel quemada

  • Conversemos

  •  

A la mayoría de las mujeres les encanta lucir un bronceado envidiable y color caramelo. Sin embargo, exponerse mucho al sol sin haber tomado las medidas adecuadas, puede provocar quemaduras en la piel de diferente gravedad.

La quemadura solar más común, es la de primer grado. Generalmente las consecuencias aparecen horas o días después con: enrojecimiento de la piel, ardor, dolor y un mínimo edema (inflamación). Ya cuando se observan ampollas, se trata de quemaduras de segundo grado y lo recomendable es acudir al médico.

Por ello, si usted sufre en este momento una quemadura a causa de la exposición solar, tome en cuenta el siguiente tratamiento:

Envoltura de aloe vera:

El aloe vera es conocido como la sábila, una planta cultivada en el país. Sirve para refrescar la piel y aliviar el dolor de inmediato después de una quemadura. Es antiinflamatorio.

Una de sus principales características es que aporta hidratación y es ligeramente analgésico. Además, ayuda con las cicatrices y disminuye las consecuencias de alguna lesión en la piel.

La aplicación de este tratamiento lo puede hacer en casa si tiene la planta. Solo debe cortar la hoja y extraer el gel.

No obstante, considere que si visita un spa el aloe irá acompañado de aceites o geles especiales, que ayudarán a cicatrizar más rápido las heridas. Además, disfrutará de un tiempo de relajación y bienestar.

Prevenga las quemaduras:

Si ya ha tenido lesiones en su piel a causa de quemaduras solares, prevenga esta situación tomando en cuenta las siguientes recomendaciones:

* Utilice protector solar 30 minutos antes de exponerse al sol.

* Las zonas que más se queman con la exposición al sol son: la espalda, las piernas, las manos, los pies y la nariz. Por tanto, cuide más con bloqueador estas parte del cuerpo.

* Las pieles grasas deben usar protector solar a base de alcohol o gel. Para la piel seca, es recomendable el protector en crema.

* Luego de cada tratamiento, se recomienda tomar bastante agua y realizar la debida hidratación corporal con cremas hidratantes (no perfumadas, sino las más neutras).

Según la doctora Vanessa Fumero, utilizar el bloqueador solar en las horas adecuadas es fundamental. La colocación ideal es tres veces al día: 6:00 a m, 1:00 p m y 3:00 p m. En el caso de estar en la playa, se debe aplicar mínimo cada dos horas.

Fuente:

Vanessa Fumero, dermatóloga de Fumero Skin Center / 2288-5151.

Jaqueline Quinn, supervisora de Küo Spa, Marriot / 2298-0260.