Células madres, en la salud y en la belleza

  • Conversemos

  •  

Imagine que su cuerpo es como un juego de Lego, cada pieza está en el lugar exacto para formar cada uno de los órganos y de las partes del cuerpo que nos dan forma. Imagine que cada una de esas piezas debe estar en correcto estado para mantener nuestro bienestar. 

Cada una de esas piezas ensambladas son las células madre, las arquitectas de nuestro cuerpo. Son las encargadas de comunicarse entre ellas para que nuestros órganos se regeneren y mantengan sus funciones. 

Las células madres son las arquitectas del cuerpo.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

La doctora María Fernanda Gualdrón de Criocel, explica que todos los órganos provienen de las células madre, las cuales no son especializadas pues en su ambiente apropiado actúan en lo que el cuerpo requiera. Es decir, ellas evalúan que necesita el cuerpo se “comunican” y así van a funcionar sus factores de crecimiento.

En términos de la U.S. Food and Drug Administration, las células madre son las que “tienen la capacidad de dividirse y separarse en muchos tipos diferentes de células en el cuerpo durante la vida temprana y el crecimiento. También pueden ayudar a reparar el cuerpo mediante la división de reponer las células que están dañadas por la enfermedad, lesión o desgaste normal. Cuando una célula madre se divide, cada nueva célula tiene el potencial, ya sea para seguir siendo una célula madre o convertirse en otro tipo de célula con una función más especializada”.

Estas células existen tanto en neonatos como en personas adultas pues son las que tienen la facultad de regenerar y reparar los tejidos dañados. 

""Todos los órganos provienen de las células madre, las cuales no son especializadas pues en su ambiente apropiado actúan en lo que el cuerpo requiera. Es decir, ellas evalúan que necesita el cuerpo se “comunican” y así van a funcionar sus factores de crecimiento", explica la doctora María Fernanda Gualdrón de Criocel."

En la medicina y la estética

En Costa Rica, el término de célula madre se volvió común hace como una década con la inclusión de los bancos de células madre que se extraen del cordón umbilical. Sin embargo, es un área de la ciencia y la medicina que se investiga desde los años 60.

“Podriamos decir que hay dos grandes grupos de células: las embrionarias y las no embrionarias. Las primeras son las que se desarrollan con el bebé en el vientre, estas no están expuestas ni pueden ser accesibles para el uso clínico. Las no embrionarias son utilizadas en la salud y la belleza porque además son células adultas que actúan según el entorno”, detalle la doctora.

Estas no embrionarias son las que se extraen y se criopreservan en un banco de células para después ser utilizadas en una enfermedad -según la FDA más de 90 padecimientos pueden ser tratados- También, son las que extraen de tejidos adiposos para los tratamientos de belleza. 

Sin embargo, la FDA anota otro grupo: los células madres pluripotentes inducidas (iPS) que se regeneran mediante la “reprogramación de células adultas. Después de la reprogramación, las iPS son capaces de convertirse en cualquier tipo de célula especializada del organismo”, explican. 

En Costa Rica, el tratamiento de belleza Reluma es de los que presentan este tipo de célula como una garantía para lograr los resultados en la piel del rostro. 

Los factores de crecimiento como resultado

La médico-estética, Rosa Cardenal, especializada en la piel y quien estuvo en el país para presentar la línea de productos Reluma, explica que en tratamientos de belleza o de salud se encuentran los factores de crecimiento de las células madres. En el caso de Reluma, son extraídos de tres células madres: fibroblastos (encargadas de generar colágeno y elastina), mesenquimatosas y la iPS. 

“Los factores de crecimiento fueron descubiertos en la década de los 60, en el que se entendió que las células se “comunican” unas con las otras para llevar a cabo su tarea. Son los que le dicen a la célula qué labor tienen que llevar a cabo y así esta pueda cicatrizar, defenderse o sanar. En el caso de Reluma es el único producto que patenta la iPS a nivel tópico y se incluyen los factores de crecimiento de dos células más para poder ofrecer más de 387 factores”, detalla la doctora. 

Fuentes: Doctora María Fernanda Gualdrón de Criocel (Tel.: 2289-3531) / Médico-estética, Rosa Cardenal, especializada en la piel / www.fda.gov

PUBLICADO: 30 de Junio, 2014 AUTOR: