¿Cuál número de lima es la mejor para sus uñas?

  • Conversemos

  •  

¿Ha notado el montón de limas de uñas que hay en el mercado? Las hay de diversos grosores, colores, materiales y tamaños. Entre tanta opción, terminamos sin saber cuál es la adecuado y comprando la que sea más barata.

Esto es un error, porque si hay tanta variedad es porque cada una tiene su fin específico. Además, limarse las uñas no es solo una cuestión de pasar la lima de un lado para otro desordenadamente, tiene su ciencia. Hacerlo de una manera correcta ayudará a que no se escamen, quiebren o crezcan débiles.

El procedimiento correcto al limar las uñas inicia con un adecuado corte para darle una buena apariencia y evitar uñeros y pellejillos, luego elegir la forma de uña que se desea y la lima correcta. Importante: este tratamiento de belleza es tanto para mujeres como para hombres (unas manos bien cuidadas también es sexy en ellos).

“La manera correcta de limar las uñas es hacerlo hacia el centro de la uña, de un extremo al centro ya sea derecha o izquierda, sin realizar movimientos de un lado a otro, nunca se deben limar las uñas de adelante hacia atrás, esto hará que las capas delgadas de la uña se rompan y escamen”, aseguró Karen Barrantes, técnica de OPI.

Dependiendo de la forma que se desee es la manera de limarla, si desea la uña redonda el movimiento de la lima tiene que ser curvo y si es cuadrada en línea recta, no es conveniente aplicar demasiada fuerza a la uña para no dañarla. Para finalizar con el limado, se debe utilizar un buffer o lima suave que le ayudará a pulir la uña brindando un brillo natural, y retirando los sobrantes de uña.

Variedad de limas

La experta Karen Barrantes recomienda el uso de una lima fina para uñas naturales, y una más gruesa para artificiales, seguidamente una lima pulidora para darle brillo a la uña.

Al elegir su lima, notará que tiene unos números. Esta cifra significa el número de granos, por centímetro cuadrado, que hay en una lima. Entre menor sea el número más abrasiva es, y un número mayor significa que la lima es más fina y suave.

Las limas 80, 100, 120, 150 y 180 se deben usar solo en uñas artificiales, para contornear, quitar imperfecciones o darle forma al acrílico.

Por su parte, las 220 y 240 son limas de superficie suave para trabajar naturales y delicadas proporcionando la forma de la uña preferida por cada persona.

Las limas de cristal son muy efectivas pues previenes que las uñas se quiebren y descascaren. Por el contrario, no es recomendable utilizar limas de metal, pueden romper y escamar las uñas. 

Otra categoría son las limas buffer o pulidoras que aportan brillo a la superficie.

Tenga en cuenta que el limar las uñas es una alternativa muy positiva para estimular el crecimiento y fortalecimiento de las uñas, siempre y cuando se haga de la manera correcta y con la herramienta adecuada.

Fuente: Karen Barrantes, técnica de OPI.

PUBLICADO: 01 de Diciembre, 2016 AUTOR: