Cabello besado por el sol

  • Conversemos

  •  

Pequeños rayos de luz que iluminan la melena son la tendencia, como si el cabello hubiese sido besado por el sol.

Esta es una técnica de color muy sutil, que realiza a mano alzada y permite trabajar zonas y dejarlas hasta dos tonos más claras.

Según la técnica en color, Ericka Villar, la técnica conocida como sunkiss es una difuminación dentro de la misma gama del color actual del cabello, por ejemplo, si se trabaja sobre un castaño oscuro se difuminará con un castaño claro. Se puede trabajar sobre cualquier tono: rubios, castaños, rojos e incluso colores de fantasía.

El objetivo es lograr la sensación de tonos levemente diluidos por el sol y la playa. Son rayitos muy naturales que aportan luz al rostro.

El sunkissed no requiere decoloración y se lo puede realizar cualquier persona, siempre y cuando tenga el cabello sano. De lo contrario, primero hay que trabajar en mejorar la salud de las hebras mediante un corte o tratamientos y, una vez recuperado, se puede hacer el tinte.

La ventaja de esta técnica es que requiere de muy poco mantenimiento. Solo se recomienda que la persona se realice un baño de color cada tres meses. Fuera de eso se puede seguir utilizando el champú de costumbre, la secadora, la plancha y no hay restricciones para ir a nadar.

Eso sí, siempre se recomiendan los cuidados usuales: usar protectores térmicos antes de exponer el cabello a altas temperaturas y utilizar un tratamiento acondicionador que aporte brillo y elasticidad a la hebra .

Fuente: Ericka Villa, técnica en peluquería y color en ACIBE.  

PUBLICADO: 09 de Septiembre, 2016 AUTOR: