Cuidar la piel de los tratamientos de cáncer

  • Conversemos

  •  

La piel habla y comunica cómo se siente el cuerpo. Dice la dermatóloga Vanessa Fumero, que con solo observar particularidades en la piel se puede pensar en que se está padeciendo de cáncer, antes de que un autoexamen así lo manifieste.

“La piel expresa emociones y nos dice que pasa dentro de nuestro cuerpo y cuando vemos que presenta por ejemplo queratosis seborreicas (son como protuberancias) o cerca de la mama una piel seca y un pezón invertido hay que decir cuidado”, afirma.

Sin embargo, hay pieles que se manifiestan posterior a un diagnóstico de cáncer de mama y sufre por cada tratamiento. “Cuando se dan los tratamientos, la piel está fotosensible. Se pueden ver enrojecidas, irritadas y pieles llorosas. Por esa razón es que se debe cuidar mucho y no alejar la dermatología del   tratamiento del cáncer”, explica la doctora Fumero. 

La piel cambia y tiende a verse seca porque los químicos para tratar el cáncer son muy fuertes y generan una pérdida de PH, colágeno y elastina. Para empezar a cuidar la piel, debe aplicar siempre un protector solar en la mañana, al medio día y en la tarde. Eso sí, considere consultar con un especialista qué tipo de piel tiene (grasa, seca o mixta) para que utilice el producto que mejor le funciona a su piel pues para las pieles secas se recomiendan las que tienen base cremosa, para pieles grasa con alcohol o de seda y para las mixtas solo las de seda.

"“Si la piel ya está quemada o afectadas puede aplicar los fomentos de manzanilla. Esta es un antiflamatorio natural que le ayudará a mejorar la apariencia de la piel”, explica Vanessa Fumero."

Para colocar el protector solar debe lavar bien la piel, aplicar una crema hidratante (sin olor ni color) y luego colocar el protector solar con un mínimo de factor 30.

“Siempre hay que llevar el protector solar pues no solo el sol afecta la piel. En nuestro país llueve el 70% del año y en la lluvia también bajan los rayos y tenemos exposición de radiación ultravioleta en los celulares, televisión, lámparas artificiales y otros aparatos”, describe la especialista.
Hidratarse muchoNo obstante, el cuidado de la piel en personas que padecen cáncer o están con tratamientos continúa con la hidratación de este órgano. Además de beber mucha agua, se debe aplicar hidratantes en crema blanca, es decir sin olor ni color.

“Si la piel ya está quemada o afectadas puede aplicar los fomentos de manzanilla. En una jarra coloque 20 sobres de manzanilla, lo calienta y lo deja enfriar. Su contenido lo puede colocar en un atomizador y se coloca en la zona afectada. La manzanilla es un antiflamatorio natural que le ayudará a mejorar la apariencia de la piel”, explica Vanessa Fumero.

Pero si la piel ya se ve quemada o llorosa es mejor ser valorada pues requiere de un antibiótico.

La piel se ve afectada con el tratamiento contra el cáncer.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

En el rostro 

La piel del rostro es más delicada y por ello debe lavarla con un jabón neutro o con ingredientes naturales, avalado dermatológicamente. Aplicar la crema hidratante (preferiblemente blanca y reparadora) y luego una restauradora.

No olvide el protector solar y si le gusta maquillarse aplicarse la base que puede estar constituida de minerales y agua. Evite los cosméticos aceitosos.

“La etapa de la cosmética es importante porque entre más linda me veo, más hermosa me voy a sentir”, explica la doctora Fumero.

Por esa razón, además de la base puede aplicar polvos suaves y un lápiz especial para delinear tanto las cejas como el ojo. No utilice cosas postizas porque le pueden causar irritación y alergias en la piel.

Otros cuidados

  • Nunca exfolie la piel y evite frotarla con cepillos o esponjas gruesas.Utilice ropa holgada, ojalá de algodón o hilo.Utilice sostenes  de algodón y evite los que son ajustados.
  • No lave sus prendas con suavizantes. Estos pueden causar una reacción alérgica en la piel.
  • Cuídese del sol con gorras, binchas, sombreros y pañuelos.
  • No se coloque perfumes o desodorantes directamente a la piel, en las zonas operadas o que han sido tratadas con radioterapia.
  • No realice masajes corporales durante los tratamientos médicos (a menos que se hagan bajo prescripción médica).

Fuentes: Maggie Araya, esteticista Dermoplastika (Tel: 2588-2987) Dra. Vanessa Fumero, dermatóloga (Tel.: 2208-8201)