¿Qué edad revela su cabello?

  • Conversemos

  •  

¿Rebelde y sin causa? No. Más bien rebelde y sin brillo: estas son las principales características de un cabello maduro. Y es que después de los 40 años, los cambios hormonales comienzan a evidenciarse no solo en la piel, sino también en el cabello, el cual pierde brillo, vitalidad y fuerza.

De acuerdo con Ileana González, Técnica de Kérastase, el ácido hialurónico es el responsable de hidratar el cuero cabelludo; conforme avanza la edad, el organismo lo produce en menor cantidad y esto se refleja en la falta de brillo del cabello. “También vemos menos densidad de la fibra lo que permite apreciar una melena menos voluminosa”, comentó la especialista.

Entre los 40 y 45 años el cabello requiere de cuidados especiales, pues produce menos colágeno.
FOTO: Flickr.com ampliar

Para mantener sano su cabello en todo momento es importante utilizar productos cosméticos que nos ayuden a mejorar la condición del cabello, entre los cuales se debe considerar el uso de productos que hidraten y re-densifiquen, así como también que contengan antioxidantes que ayuden a atrapar los radicales libres y proteger la fibra capilar de la oxidación como consecuencia de la exposición al sol.

Después de los 40 años el cabello pierde brillo, vitalidad y fuerza.
Después de los 40 años el cabello pierde brillo, vitalidad y fuerza. FOTO: Flicker.com ampliar

Pero el cabello maduro no es precisamente sinónimo de cabello envejecido. “Se pueden presentar casos en que el cabello ha sido tan maltratado que presenta síntomas de cabello maduro, cuando en realidad viene siendo un cabello prematuramente envejecido; porque en la mayoría de los casos, por severos procesos químicos y demás, el cabello se vuelve frágil y quebradizo y su reparación se da a partir del aporte de materia según el grado de erosión de la fibra”, detalló.

Una vez que identificamos que tenemos un cabello maduro, es fundamental protegerlo y aplicar las recomendaciones de los expertos. González aconseja utilizar productos que ayuden a mejorar la apariencia de la fibra capilar con derivados de calcio, ceramidas, omegas y ácido hialurónico para ayudar a regenerar y re-densificar la fibra capilar.
También es recomendable estimular el cuero cabelludo con masajes relajantes con la finalidad de  mejorar la circulación sanguínea, ya que a través de la sangre llegan los nutrientes a la fibra capilar.

La alimentación también juega un papel importante en el cuidado del cabello, no solo el maduro.

 


PUBLICADO: 20 de Agosto, 2014 AUTOR: