Sí ya se decidió por una opción más duradera, puede elegir entre tres técnicas: la micropigmentación, el microblading y la técnica híbrida. Las tres son semi permanentes y requieren de retoques programados.

Lo bueno es que se trata de procedimientos cosméticos naturales puesto que utilizan pigmentos vegetales para realizarlos. El efecto dura aproximadamente un año y va desapareciendo con el tiempo.

3 meses antes de la boda

¿Por qué? Al realizarlo, las cejas pasan por algunos cambios: los primeros 5 días, se mantendrán más oscuras de lo normal pues la piel procesará el pigmento. El día 6 al 10, sentirá que sus cejas se están borrando pues algunas partes de la piel se desprenden naturalmente. Los últimos 15 días, las cejas irán tomando forma, pero se verán algunos parchones y justo un mes después, con el retoque, se verán perfectas nuevamente, pero hay que dar un mes más para dejarlas descansar. Por ello, el especialista asegura que tres meses después, las cejas se verán radiantes y perfectas.

Elija la técnica que más le conviene

El especialista realiza un estudio de las cejas y recomienda la técnica que más favorece según el tipo de rostro, hábitos de maquillaje, color de sus cejas y piel y la cantidad de vello que poseen.

Microblading: se trata de una serie de pequeños e increíblemente precisos tatuajes en su ceja que crean la apariencia de una ceja más poblada y más oscura, pues se colocan en los sitios donde el vello es más escaso. Este tipo de procedimiento evita que usted deba rellenar sus cejas con maquillaje por al menos un año, si da el seguimiento adecuado con los retoques. Con esta técnica se puede rejuvenecer, equilibrar, embellecer y armonizar las líneas maestras del rostro, con resultados nítidos.

Micropigmentación: Esta técnica es ideal para las personas que casi no tienen vellos en las cejas. Con micropigmentación, las cejas se ven maquilladas en un bloque de color. Rodríguez asegura que para las personas que tienen muy poco vello en la ceja no se recomienda la técnica pelo a pelo (microblading) pues no se verá natural.

La piel tiene tres capas: epidermis, dermis e hipodermis. A diferencia del microblading, que deposita el pigmento en la capa más superficial (epidermis), con la micropigmentación, la coloración se hace en la dermis y –con los retoques adecuados– puede durar hasta 5 años, pues el pigmento se coloca de forma precisa y más profundamente.

Técnica híbrida: Combina lo mejor del microblading y de la micropigmentación. Esta técnica es para las personas que tienen mucho vello en el inicio o cabeza de la ceja y muy poco al final o en la colita de la ceja. Así, se combina lo mejor de ambas: al inicio de la ceja se hace microblading, para dar una apariencia de precisión pelo a pelo y al final de la ceja se hace micropigmentación, con un sutil bloque de color que le termina de dar forma.

Consejos:
  • Las cejas no se pueden maquillar durante una semana completa después de realizar la técnica o algún retoque. 
  • No se recomienda hacer ejercicio por al menos una semana, una vez realizado el procedimiento, pues el sudor puede expulsar el pigmento rápidamente. 
  • El color para sus cejas lo determinará el especialista basado en el vello natural que tiene y su tono de piel y no el tono de su cabello. 
  • Durante un mes, no podrá hacer uso de piscinas o exponerse directamente al sol. 
  • Es necesario hacer un retoque un mes después del primer procedimiento.
  • Después, los retoques pueden ser cada 4, 6 u 8 meses, según recomiende el especialista.

Fuente: Diego Rodríguez Quirós, técnico en microblading y micropigmentación (tel.: 7259–7917).

Etiquetado como:
  • microblading
  • micropigmentación