Brochas de maquillaje
Brochas de maquillaje

Una adecuada higiene en las herramientas para aplicar el maquillaje es fundamental para evitar contaminación en nuestra piel, hacer que los productos duren más y que el resultado sobre el rostro sea mejor. Dejar una brocha sucia es como dejar un cubierto lleno de yogur o el cepillo de dientes lleno de pasta.

El maquillaje sobre la brocha se va oxidando, se va mezclando con el polvo o la ceniza del ambiente y todo eso termina en nuestra cara. "A veces, tenemos la idea errada de que el maquillaje causa acné, cuando en realidad son las brochas sucias las que producen este problema", explica la maquillista Velvet Salas.

En el mercado hay productos especiales para limpiar las brochas, los puede encontrar en Kryoland, MAC Cosmectics o Make Up Store, entre otros. Sin embargo, también hay métodos caseros para mantener sus brochas limpias.

Una buena manera de eliminar impurezas es lavarlas con jabón azul, el cual quita manchas, desinfecta y es desengrasaste. Otras alternativas son el jabón antibacterial y los jabones para bebés.

Se deben lavar una vez por semana, en caso de que usted las utilice mucho o una vez al mes para quienes se maquillan de manera ocasional. También se deben asear así no las haya usado pues el polvo y la ceniza se pueden acumular en ellas. Asimismo, lave las brochas antes de usarlas por primera vez para eliminar bacterias que puedan tener del entorno.

El pincel se lava en círculos y luego, con agua fría, se remueve todo el jabón. Asegúrese de que las brochas vean hacia abajo cuando les aplica el agua, para evitar que se lave la goma que unen las cerdas. Desplace el agua hacia la punta, exprima el exceso de líquido y seque con una toalla suave.

Luego, acomode las cerdas en su forma original, como peinándolas. Colóquelas sobre una toalla limpia y deje secar. Lo ideal es secarlas al sol, pues este también elimina bacterias y malos olores, sin embargo, debe tener en cuenta que el secado puede tardar hasta 24 horas. Además, nunca seque las brochas con las cerdas hacia arriba para evitar que se deformen ni use productos solventes.

En cuanto al cuidado diario, se deben limpiar usando un paño humedecido hasta quitar el exceso de maquillaje, sin maltratar las cerdas las cuales pueden ser naturales o de plástico.

Fuente: Velvet Salas, maquillista profesional (tel.: 8775-1991).

Etiquetado como:
  • maquillaje
  • brochas
  • limpieza
  • consejos
  • belleza
  • cuidados