Una de las etapas más importantes del crecimiento de los niños es la introducción de alimentos. En niños sanos, los profesionales recomiendan iniciar con frutas, verduras o cereales, eso sí, sin dejar de lado la leche materna.

En esta etapa, los padres enfrentan el reto de descubrir qué alimentos prefiere el bebé. Muchos se preguntan si los colados o compotas que se venden en el supermercado son una buena opción, y en esa búsqueda es inevitable que se topen también con los mitos sobre estos alimentos: que no son naturales, que tienen muchos preservantes o colorantes y que contienen mucha sal o azúcar.

Por ello acá quisimos recopilar los mitos y verdades sobre las compotas, productos que se consolidan como una opción de alimentos complementarios por sus características y beneficios.

Los colados están hechos para los niños, quienes necesitan ingredientes 100% naturales con poca o nula adición de azúcar.
Los colados están hechos para los niños, quienes necesitan ingredientes 100% naturales con poca o nula adición de azúcar.
Grupo Nestlé Centroamérica

Verdades

- Son de textura muy suave (purés sin grumos, compotas).

- Son alimentos de fácil digestión.

- No se les adiciona sal, para asegurar el reconocimiento de sabores.

- No contienen saborizantes o colorantes de ningún tipo.

- Algunos utilizan el método de sellado al vacío, por lo que no contienen preservantes.

- Son alimentos fortificados con vitaminas y minerales, de acuerdo con la etapa de crecimiento del bebé.

- Existen opciones de colados de frutas y vegetales.

Los especialistas recomiendan que conforme se observe que el niño tolera los alimentos, se pueden ir incorporar carnes, e ir variando su dieta, para que él se vaya adaptando a los distintos sabores.
Los especialistas recomiendan que conforme se observe que el niño tolera los alimentos, se pueden ir incorporar carnes, e ir variando su dieta, para que él se vaya adaptando a los distintos sabores.
Grupo Nestlé Centroamérica


Mitos

Patricia Vial, gerente de nutrición, salud y bienestar de Nestlé Centroamérica, nos aclara algunos de estos:

Los colados tienen muy poco sabor: los colados están hechos para los niños, quienes necesitan ingredientes 100% naturales con poca o nula adición de azúcar.

Todos los colados se elaboran a partir de banano o camote con saborizantes: cada producto debe indicar, en su etiqueta, la lista de ingredientes que se utilizan para su elaboración. Es importante leer este listado y cerciorarse que el producto elegido no contiene componentes artificiales, saborizantes o colorantes de ningún tipo.

Los colados contienen mucho sodio (sal) y azúcar: estos productos están especialmente elaborados para los niños a partir de los 6 meses de edad, quienes necesitan consumir ingredientes 100% naturales, con poca o nula adición de sal o azúcar. Revise la tabla nutricional del producto y el listado de ingredientes, el cual va de mayor a menor contenido.

Tienen muchos preservantes: el sellado al vacío es un método natural de conservación, por lo tanto, permite que el producto se mantenga en buen estado, sin necesidad de utilizar preservantes.

PUBLICIDAD

Los colados que venden en el supermercado tienen un contenido nutricional menor a los colados caseros: el valor nutricional de los colados dependerá de los procesos de elaboración y de los tiempos y temperaturas de cocción. Se trata siempre de evitar, al máximo, la pérdida de vitaminas y minerales importantes y, al mismo tiempo, garantizar un alimento seguro.

Hay ingredientes que no se incluyen en las etiquetas de los colados: de acuerdo con las leyes de etiquetado nutricional, todos los ingredientes que se utilizan en la preparación de los colados deben aparecer en la etiqueta del producto.

Es mejor diluir los colados para hidratar al bebé: los colados no están diseñados para ser diluidos. Esto puede hacer que pierdan o que disminuya su valor nutricional.

Tienen colorantes, porque manchan la ropa: todas las comidas manchan la ropa, pero eso no quiere decir que sea debido a la adición de algún tipo de colorante. En la mayoría de los casos, el color de estos productos proviene solamente de las frutas y verduras con los que se preparan.

Los especialistas recomiendan que conforme se observe que el niño tolera los alimentos, se incorporen nuevos alimentos como carnes, e ir variando su dieta, para que él se vaya adaptando a los distintos sabores.


Etiquetado como:
  • Alimentación bebés
  • mitos sobre las compotas
  • Sugerencias para padres con niños que inician su alimentación