Anticonceptivos de emergencia
Anticonceptivos de emergencia
GN

Tener el control sobre la maternidad es un derecho de toda mujer. Pese a ello, en Costa Rica un 47% de las mujeres menores de 50 años, que han tenido hijos, afirma no haber deseado su último embarazo.

La cifra se extrae de la última encuesta Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, la cual fue efectuada en el 2010 y a la fecha no pierde vigencia.

La realidad de no tener decisión en el tema de reproducción se sigue manteniendo, afirma Evelyn Durán, analista de Salud Reproductiva, del Fondo de Población de Naciones Unidas.

Entre las razones por la que esta condición se sostiene se debe además, de la poca educación en el tema, al limitado acceso a anticonceptivos de emergencia y a la escasa divulgación de información relacionada.

La anticoncepción de emergencia se refiere a métodos que se pueden utilizar para prevenir embarazos en los días inmediatamente posteriores a la relación sexual sin protección o bien al fallo o uso incorrecto de otros anticonceptivos (como la omisión de una píldora anticonceptiva o la rotura o deslizamiento del condón).

La anticoncepción de emergencia solo es eficaz en las primeras 48 a 72 horas posteriores a la relación sexual, antes de la salida del óvulo del ovario y antes de que ocurra la fertilización, una vez que se da la fecundación aunque se aplique la anticoncepción de emergencia esta no podrá interrumpir el embarazo.

Nelson Acuña, médico vocero del Colegio de Médicos, advierte que los anticonceptivos de emergencia tienen una ventana de oportunidad, una vez que pasa ese momento (en el que los espermatozoides llegan a toparse con el óvulo) no va a funcionar para nada.

"La fecundación puede ocurrir de 48 a 72 horas después del acto sexual, después de ese periodo el uso del anticonceptivos de emergencia podría ser potencialmente abortivo", recalca el médico.

Métodos. La Organización Mundial de la Salud, OMS, informa que existen tres métodos de anticoncepción de emergencia: el más conocido de ellos es el llamado popularmente "píldora del día después", el cual consta de una única dosis; el yuzpe, que comprende un combinado de anticonceptivos orales, por lo que puede generar un golpe hormonal más fuerte; y el dispositivo intrauterino de cobre, utilizado comúnmente como método de planificación temporal.

Costa Rica aún no cuenta con el aval sanitario para la venta pública de la píldora del día después y son pocos los médicos que acuden a la implantación del dispositivo de cobre como método de emergencia, dejando como única alternativa el combinado oral.

"En este momento es la única alternativa accesible, y decimos que hay acceso porque son las mujeres quienes deben ir a la farmacia y armar ellas mismas su combo", dice Durán.

La principal razón que impide la distribución del producto en Costa Rica, es la discusión que persiste de si genera o no un aborto. Por el momento Costa Rica y Guatemala son las únicas dos naciones en Latinoamérica que no disponen del producto.

"El país esta teniendo un retroceso en la no aprobación del registro sanitario. Los argumentos abortivos son incorrectos. El hecho de negarle estos métodos a las mujeres tiene que ver con el control de sus cuerpos por un fenómeno de patriarcado. Hace falta trabajar en el empoderamiento de las mujeres, en el enfoque de género y la necesidad de que ellas tomen la decisión sobre su propio cuerpo, y dejemos de lado estos mitos y estereotipos", argumenta Durán.

Datos de la Asociación Demográfica Costarricense aseguran que al año reciben cerca de 150 llamadas de mujeres solicitando acceso a información sobre métodos anticonceptivos de emergencia.

Se le consultó al respeto a la unidad de prensa de la Caja Costarricense de Seguro Social y al Ministerio de Salud; no obstante, no se obtuvo respuesta a la fecha de cierre.

¿Cómo funcionan?

Las píldoras anticonceptivas de emergencia de levonorgestrel y acetato de ulipristal (la pildora del día después) previenen el embarazo impidiendo o retrasando la ovulación. También pueden impedir la fertilización de un óvulo por el efecto de viscosidad que se genera sobre el moco cervical o la capacidad del espermatozoide de unirse al óvulo.

PUBLICIDAD

Pese a que la OMS afirma que las píldoras anticonceptivas de emergencia no son eficaces una vez que ha comenzado el proceso de implantación y no pueden provocar un aborto, Acuña menciona que cambios en el moco cervical y en el útero sí podrían afectar el producto.

Los anticonceptivos combinados se utilizan en caso de emergencia. Ingerirlos de forma repetida puede generar falta de efectividad en el cuerpo y modificar las fechas de los ciclos menstruales, lo que provocaría el descontrol de las fechas de ovulación y menstruación.

El método yuzpe consiste en tomar dos dosis de pastillas anticonceptivas espaciadas por un intervalo de 12 horas entre cada toma.

Es indispensable nunca alternar las píldoras, se debe elegir una sola marca de pastillas, informa la Asociación Demográfica.

Tenga presente que estas píldoras no fueron diseñadas con el propósito de servir como método de emergencia. Como todo medicamento tiene efectos secundarios tales como vómitos, dolor de cabeza, mareos, dolor de senos y sensación de tener el área abdominal golpeada.

Recuerde que evitar un embarazo inicia con el cuidado de su salud sexual. Prefiera un método anticonceptivo de uso regular como el anillo, la toma de pastillas o el uso de aparatos intrauterinos y acuda solo en caso de extremo a métodos de emergencia.

Fuentes:

Asociación Demográfica Costarricense (tel.: 2258-3561), Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica (tel.: 2210-2200), Fondo de Población de Naciones Unidas (tel.: 2296-1265), Organización Mundial de la Salud (http://who.int/es/),

Etiquetado como:
  • antoconceptivos de emergencia
  • Costa Rica
  • embarazo
  • mujer