Una dieta saludable no implica dejar de comer todo tipo de productos.
Una dieta saludable no implica dejar de comer todo tipo de productos.
Pixabay

Si su parte abdominal se inflama constantemente con cada comida que hace es porque su intestino se irrita con facilidad. Este padecimiento muy común en las personas y está altamente relacionado con la alimentación, ya sea por los aditivos en los alimentos, desórdenes alimentarios o por un problema intestinal específico.
No por ser un padecimiento común debe ser tomado a la ligera, por lo que es bueno consultar con un especialista. El síndrome de intestino irritable se puede prevenir e incluso eliminar con la dieta adecuada.

Las causas del colon irritable son variables en cada persona, pero de manera general, se debe a alteraciones de la motilidad y de la sensibilidad digestiva, influenciadas por factores psicológicos.

Otras de las causas que podrían influir en esta enfermedad como la gastroenteritis, intolerancias alimentarias, alteraciones hormonales y factores genéticos.

Una dieta saludable no implica dejar de comer todo tipo de productos, sino aprender a consumirlos de forma adecuada y en las porciones recomendadas por su nutricionista.

Si usted padece de este síndrome siga estos consejos nutricionales para mejorar su salud:

  • Lleve un control con nutricionista así le puede indicar recomendaciones específicas e introducir un plan de alimentación.
  • Realice actividad física regular.
  • Evite el alcohol y el tabaco.
  • Siga una dieta blanda: baja en fibra, libre de irritantes como condimentos comerciales, chile, pimienta negra, curry, especias concentradas y baja en grasa.
  • Utilice modo de preparación al vapor, plancha, horneado, asado, guiso o microondas.
  • Disminuya el consumo de azúcar.
  • Coma cada 2 a 3 horas y 1-2 horas antes de acostarse no consuma más alimentos.
Le compartimos varios de los alimentos que son recomendados para este padecimiento:

  • Lácteos: sin lactosa o con bajo contenido.
  • Cereales: Maíz, trigo refinado, arroz refinado, quínoa.
  • Frutas: Coco, kiwi, limón, naranja, mandarina, piña, plátano (consúmalas solo si siente tolerancia hacia ellas).
  • Legumbres: Soya.
  • Carne, pescado y huevo: Marisco, moluscos, pescado blanco y azul, carnes blancas.
  • Edulcorantes: Aspartamo, ciclamato, stevia, sacarina, sucralosa.
Fuente: Doctora Nathalie Solera, Consultas Nutrición.

Etiquetado como:
  • Intestino irritable
  • Comidas
  • Evitar
  • Dieta