• Conversemos

  •  

MODULE:PERAdvertisementEspecialLoadMO

¡Oh my God! es Miss Costa Rica

Cuando estaba niña recuerdo sentarme frente al televisor a ver Miss Costa Rica. Me encantaba ver la elegancia, el garbo de las muchachas al caminar y mi parte favorita siempre eran los vestidos de noche. ¡Un suspiro por cada uno de los trajes que hacían lucir a las concursantes como verdaderas princesas!

Sé que ya han pasado días desde que Fabianna Granados fue coronada como Miss Costa Rica pero ahora, con una perspectiva más madura solo puedo decir que este certamen lejos de generar un suspiro de admiración provocó uno de indiferencia.

Para empezar, no pude apreciar los trajes de baño porque las botas de animal print de cebra no dejaban de llamar la atención de mi pupila.

¿Cuáles candidatas? yo solo podía ver esas plataformas en el escenario moviéndose y pensaba en lo feas que lucían. Asumo que la inspiración de semejante zapato nació del diseño de Christian Louboutin para la primavera del 2013, pero en un certamen de belleza (así como en nuestra vida cotidiana) entre más sencillo, más elegante.


Otra cosa: ¡todas llevaban el mismo color!. Eso hizo que la presentación en traje de baño fuera aburrida. Está en tendencia los colores vibrantes, estoy segura que se hubieran visto mejor y más llamativos los trajes de baño de colores alegres. Imagínense cada chica con el color ideal para su piel...

Además de las plataformas que fueron constantes con otros estilos de zapatos, verlas con esa bata de vestido fue decepcionante, era como una salida de playa amarrada en la cintura.Son mujeres que aspiran a una corona de belleza y esa prenda no resaltaba sus atributos, tampoco las estilizaba y a mi parecer les quedaban pica-pollos. Al igual que con el traje de baño, el color era aburrido y monótono. Las 7 finalistas son mujeres muy hermosas y estoy segura que un vestido de cóctel más ajustado habría sido más acertado.

En cuanto a los trajes de noche, no sé si decir que era mucho brillo, vestidos muy rectos o con falta de personalidad para un concurso de belleza. Lo que sí es cierto, es que aplaudo a cada una de las muchachas porque a pesar de que les dieron prendas poco favorecedoras, ellas se veían seguras.

Como curiosidad: El vestido de nuestra ganadora es igual al que lució Miss USA 2013, Erin Brady cuando ganó, ¿será coincidencia?

Quien debió lucirse como nunca era Nazareth Cascante. Es la Miss saliente y merecía dar su último recorrido en un vestido acorde a su cuerpo y su personalidad. Ese vestido con transparencia y con lentejuelas como en color de la cola de la sirenita solo la deslució. Algunas de mis amigas inclusive afirmaron que era una mala imitación de Wonder Woman.

Por dicha no todo fue feo. El maquillaje de las candidatas estaba impecable, me gustó que dos candidatas optaran por el cabello recogido, mientras que Nancy Dobles, Shirley Álvarez y Gabriela Aguilar se veían espectaculares con sus vestidos. Dos de ellas lucieron creaciones de Daniel Moreira... Lo que me hace pensar que sería genial ver a las candidatas con vestidos de esa calidad, ya ven que Johanna Solano participó con prendas de Johanná Marcé Alta Costura y le fue muy bien en Miss Universo hace dos años.

Al final, Miss Costa Rica 2013 terminó sin pena ni gloria... Con los llantos, gritos y las emociones a flor de piel de todas las candidatas. Desde mi casa me les uní y también solo podía decir ¡OMG qué fue aquello!

PUBLICADO: 08 de Enero, 2014 AUTOR:

Avenida Moda

Por Carolina Montero

La moda es más allá de un impulso de compra, de lo que se vea en una revista como algo bonito o en una tienda como parte de un "sale". La moda es arte, es una manera de interpretarnos, de expresarnos y de hacernos sentir en la pasarela urbana. Después de todo, Chanel siempre lo dijo: "la moda siempre pasa de moda, el estilo jamás". En esta avenida, la Avenida Moda no solo se abarcan tendencias, también el estilo que nos permite lucir cultura, una actitud, un modo de andar. El lucir una prenda con estilo y de entender que detrás de ella hay una tendencia mundial que la impone.