• Conversemos

  •  

Sobre el lamentable mensaje de Claro

Me hirieron la susceptibilidad. La marca Claro, su mensaje en tuiter y sus defensores me hirieron las susceptibilidad. También me hirieron otras cosas.

Soy susceptible al tema de los abusos contra las mujeres desde que en la infancia un familiar me hacía cosquillas en lugares inapropiados, desde que un taxista intentó tocarme las piernas, desde que tuve que llamar a mi papá para que me recogiera en un parque porque no quería recorrer el camino a casa -el mismo camino por el que me habían grita múltiples cochinadas-, y desde que le dije que no a un hombre y él pensó que yo realmente quería decir sí.

Tuit de Claro
FOTO: Tuit de Claro ampliar

Por eso, el mensaje de Claro en tuiter me resulta tan lamentable, y aún más lamentable, quienes salieron en su defensa. Desearía pensar que quieren consideran ridícula mi reacción -que también fue la reacción de muchas personas en la red social- es porque nunca han sentido la discriminación ni el acoso en carne propia o en la carne de sus esposas, novias, madres o hermanas. Deseo pensar que es así pero me cuesta creer que existan mujeres en este país que no se hayan sentido inseguras por su sexo.

Soy mujer, tengo doble miedo. Además de preocuparme, como todos mis vecinos, porque se me metan a robar a la casa (sé que mis vecinos temen, los alambres navaja los delatan), también me da miedo que los asaltantes me violen. Hay siete trampas hasta mi recámara, número de marcado rápido activado, plan de emergencia y no duermo en calzones por más rico que sea. Hombres: ¿ustedes se acuestan cada noche pensando en el latente riesgo de que los violen? Espero que no, tampoco se los deseo.

A pesar de ese doble miedo que cargamos nosotras, hay quienes piensan que solo somos un montón de histéricas, susceptibilidad e irracionales, como lo dice Solana Schumacher en su cuenta de tuiter. Ironía, para los que no entienden.

Tuit de Solana Schumacher
FOTO: @solschuma ampliar

El “no” de una mujer, es igual al “no” de un hombre, que es igual a un “no”. No es no. Hay derechos que conllevan responsabilidades. La libertad de expresión tiene sus límites como la apología del odio, discriminación y violencia, así lo establece la Convención Americana sobre Derechos Humanos. A ver, si los community manager se enteran de sus responsabilidades y sus impactos.

PUBLICADO: 28 de Abril, 2014 AUTOR:

Cosas ricas (un blog que no es de gastronomía)

Por Mónica Morales

Pensamientos e ideas, realidades y prejuicios: nos guste o no, esto es lo que hay. Divirtámonos, critiquemos, odiemos y amémos las mil y un cosas que nos suceden a diario. Tratemos de cambiar las que más nos interesen y las que no, aceptémolas con elegancia. Al fin y al cabo, es lo que hay.