• Conversemos

  •  

Sus derechos son mis derechos son tus derechos

Uno de mis amigos es salvadoreño. Es gay. Salvadoreño y gay. Creció en su país natal durante época de guerra, donde los homosexuales eran perseguidos y asesinados de un disparo con el fusil entre el culo. No puedo ni imaginar el temor de mi amigo.

Otro de mis amigos es tico. Es gay. Tico y gay. Creció con su madre soltera, católica y apostólica. La guerra la ha vivido en su casa, donde su madre reza a diario para curar a su hijo de una enfermedad que no termina de aceptar. Ella reza y reza muy a pesar de que su hijo no se va a curar, porque para empezar, ser gay no es una enfermedad.

Mi amiga es bisexual. Brillante, guapa, bisexual. Ella marcha, se manifiesta, habla y casi que grita por sus derechos. Porque mi amiga vive en un país donde aún la echan de ciertos lugares y donde los hombres la ven como una fantasía más que como una persona. Vive en Costa Rica.

Marcha de orgullo gay en Grecia
FOTO: Shutterstock.com ampliar

Este domingo se marcha. Este domingo yo marcho. Por el salvadoreño, por el hijo de la católica, por la bisexual, pero sobre todo, por mí. Porque exijo mis derechos (que son los mismos derechos de la población LGBT): vivir en una sociedad respetuosa, solidaria, pacífica y justa.

La actividad arranca a las 10 a.m. (porque nadie se quiere perder el partido de La Sele a las 2 p.m.) y el punto de salida es la estatua de León Cortés en La Sabana. Después de la marcha, habrá una concentración frente a la entrada del Barrio Chino, en San José. Allí habrán actividades y un acto protocolario,  según leí en Viva de La Nación.

La celebración conmemora los  disturbios que hubo en Nueva York, en la madrugada del 28 de junio de 1969. Si ahora rezan para curar una enfermedad que no existe, imagínense la represión de esa época. Las redadas y los golpes colmaron la paciencia de gais, bisexuales, lesbianas, transexuales. Someter a las personas a agresión, solo genera agresión de vuelta. Marcharemos en paz, queremos lo mismo de vuelta.

PUBLICADO: 27 de Junio, 2014 AUTOR:

Cosas ricas (un blog que no es de gastronomía)

Por Mónica Morales

Pensamientos e ideas, realidades y prejuicios: nos guste o no, esto es lo que hay. Divirtámonos, critiquemos, odiemos y amémos las mil y un cosas que nos suceden a diario. Tratemos de cambiar las que más nos interesen y las que no, aceptémolas con elegancia. Al fin y al cabo, es lo que hay.