• Conversemos

  •  

Los insuficientes

La agresión a veces tiene la más sútil de las formas. Te regalan rosas y al día siguiente te levantan la voz, pero te aman porque te regalaron rosas.

La más sutil de las formas es cuando te hacen creer que vos estás equivocada, loca, histérica o que sos una dramática solo porque piensas o sos diferente. La más sutil de las formas es cuando te mandan a un sicólogo mientras que ellos deberían estar en un siquiatra.

"Llegué a la sicóloga pensando que yo estaba mal, que era una mujer problemática e incapaz de mantener una relación; y mi sicóloga me ayudó a endender que la realidad era que ese mae necesitaba un chuzazo eléctrico a ver si a él se le acomodaba la cabeza", me dijo una amiga. Señores, esta amiga es una profesional exitosa, con su vida resuelta, de amplia sonrisa, metas claras y un pelazo de envidia.

Una pensaría que entre más educación tenemos, más sabemos defendernos ante la agresión; pero, la agresión a veces tiene la más sutil de las formas. Cuidado: entre más educadas, capaces, independientes, inteligentes, soñadoras y hermosas seamos, estamos más expuestas a que gente insegura nos quiera disminuir. Me explico: cuando alguien es muy chiva, es más fácil para el otro bajarle el piso que esforzarse para ponerse a su altura. A esos, yo les llamo los insuficientes.

Aclaro, este no es un tema de discriminación por sexo. Le ocurre a hombres y mujeres por igual.


Hace poco leí un tuit de Mijal Roviski, decía: " Sigamos terminándole a los agresores de mierda, porfis. Las invito a un helado si lo hacen." A veces, la agresión tiene la más sutil de las formas y yo exijo mi helado.

PUBLICADO: 12 de Mayo, 2014 AUTOR:

Cosas ricas (un blog que no es de gastronomía)

Por Mónica Morales

Pensamientos e ideas, realidades y prejuicios: nos guste o no, esto es lo que hay. Divirtámonos, critiquemos, odiemos y amémos las mil y un cosas que nos suceden a diario. Tratemos de cambiar las que más nos interesen y las que no, aceptémolas con elegancia. Al fin y al cabo, es lo que hay.